Tecnología musical e Internet en la formación de maestros especialistas de música.  Una experiencia práctica.

Jesús Tejada

Dto. de Expresión Artística

Universidad de La Rioja

jetejada@dea.unirioja.es

Resumen

En este artículo trataremos de dar una visión general de la integración de la tecnología musical y de comunicaciones en los contenidos específicos de música dentro de una asignatura de formación de maestros especialistas de Ed. Musical denominada Armonía Funcional, que engloba conceptos y procedimientos pertenecientes a las áreas de armonía, arreglo y composición elemental.

 

Introducción

 

Diversas teorías han asociado la tecnología y la educación.  El conductismo proporcionó los fundamentos de la instrucción asistida por ordenador  (véanse Skinner, 1968; Suppes, 1981).  Las ciencias cognitivas dieron la base de los sistemas de tutorización inteligente (véanse los trabajos de Newell, 1990; Brown y Sherman, 1982;  Anderson, 1983).   Papert (1988) aportó los "micromundos" a la psicología del desarrollo,  una formulación constructivista del entorno de aprendizaje.  Las ciencias de la computación proporcionaron modelos teóricos a través de los trabajos de Minsky (1986), Soloway (1988), Clancey (1987) y otros.  La psicología de la educación aportó los sistemas adaptativos e individualizados.  Todas estas teorías heterogéneas mantienen en su base un paradigma implícito:  las tecnologías de la información tienen de alguna forma el potencial para extender las facultades cognitivas de la persona que aprende. 

 

Las herramientas cognitivas son definidas como dispositivos mentales e informáticos que apoyan, guían y extienden los procesos de pensamiento de las personas que aprenden (Derry, citado en Jonassen, 1990).  Es decir, cualquier medio que ayude a trascender las limitaciones de la mente, tales como las restricciones en la memoria a corto plazo, en actividades como pensar, aprender y resolver problemas (Rowe, 1993).

Dede (1989) constató tres tipos emergentes de herramientas cognitivas:  1. Entornos de potenciación (procesadores de texto, hojas de cálculo y bases de datos)  2. Micromundos (Logo y simulaciones). 3. Hipermedia (multimedia e hipertexto).

La tecnología musical actúa como una herramienta cognitiva.  La tecnología no media directamente en el aprendizaje, es decir, las personas no aprenden de los ordenadores, libros, vídeos u otros dispositivos de transmisión de información;  el aprendizaje es mediado por el pensamiento, por los procesos mentales.  El pensamiento es activado por actividades de aprendizaje y éstas son mediadas por la intervención educativa, incluyendo la tecnología.  

Las herramientas cognitivas, propiamente concebidas y ejecutadas, deberían activar estrategias cognitivas y metacognitivas de aprendizaje.  Son herramientas tecnológicas que complementan y extienden la mente y ponen en juego el procesamiento generativo de información.

Los programas de edición de partituras y los generadores de bases musicales para ordenador constituyen una parte importante de la tecnología musical aplicable a la enseñanza de la música en la formación de maestros especialistas de Ed. Musical (Tejada y Angulo, 1993; Tejada, 1998) y cabría considerarlas dentro de los entornos de potenciación que señala Dede o de los "medios para la construcción y para la expresión" de Bertram y Levin (1997).

 

 

 

Diseño del programa de Armonía Funcional

 

Armonía Funcional es una asignatura obligatoria de universidad inserta en el 2º curso del plan de estudios correspondiente a la titulación de Maestro de Ed. Musical (plan 1992)  de la Universidad de La Rioja.

El primer obstáculo para diseñar un programa coherente y a la vez completo era el escaso tiempo lectivo total asignado:  4,5 créditos.  Otra dificultad la constituyó  la ausencia de una prueba específica de acceso a la titulación, permitiendo la entrada de aspirantes sin conocimientos musicales previos.  El consiguiente desnivel de destrezas entre este tipo de estudiantes y los que procedían de conservatorios y escuelas de música, planteó determinadas constricciones en la construcción del programa.

Por una parte, era necesario que Armonía Funcional dispusiera de unos elementos fundamentales de armonía, arreglo y composición, conceptos y recursos que permitieran al alumno crear piezas musicales a partir de elementos sencillos;  unos conceptos y unas destrezas cognitivas que no chocaran con la realidad escolar y pudieran ponerse siempre en práctica en el contexto educativo para crear materiales ad hoc.

Por otra parte, didácticamente era muy conveniente poner a disposición del alumnado una herramienta que le permitiera oír sus propios arreglos y composiciones con el fin de desarrollar el oído melódico y armónico así como la discriminación tímbrica.  Pero, ¿cómo podrían oír sus materiales si la mayoría de los alumnos que ingresan en estos estudios carecen de las suficientes destrezas musicales e instrumentales para poder interpretarlos en un instrumento armónico?  Una posible solución residía en la utilización de la tecnología musical, aunque esto planteaba serios problemas de dotación presupuestaria e infraestructuras a los que se debió hacer frente de manera un tanto individual y heterodoxa ante los administradores académicos, sin contar con las reticencias que provocaba entre los colegas y los propios alumnos la inserción de la tecnología musical en el currículo académico.

 

 

Descripción de la asignatura

 

Contenidos

 

Los elementos de Armonía, Arreglo y Composición han consistido durante en el último año académico en:   patrones de escalas, construcción de acordes y nomenclatura anglosajona, tensión melódica y armónica, funciones tonales y armonización, creación de cánones, formas musicales básicas, creación melódica por contorno y variación, procedimientos compositivos elementales y composición por bloques formales para instrumentos Orff.  Los contenidos teórico-prácticos se abordan en forma de clases magistrales, trabajos por grupos, trabajos individuales y actividades prácticas. 

 

Los elementos de tecnología musical se circunscriben en la actualidad al conocimiento de un sistema MIDI, el programa editor de partituras Encore (Granger et al. 1992), el programa de adiestramiento auditivo Practica Musica (Evans, 1987) y el programa de generación de bases rítmico-armónicas Band in a Box (Gannon, 1990). 

La elección de un programa editor de partituras como contenido nuclear en el diseño de la asignatura vino determinada por: a) La capacidad de oír inmediatamente la música que se compone o escribe.  El uso de un editor de partituras reforzaría el conocimiento del código por parte del alumno;  simultáneamente, le ayudaría a conformar la imagen sonora y a desarrollar la discriminación auditiva.  b)  La posibilidad de realizar materiales ad hoc  para la escuela con un relativo bajo nivel de destrezas musicales previas.  Debido al escaso número de horas lectivas de la asignatura, se seleccionó  el programa Encore por su menor curva de aprendizaje respecto a otros programas con funciones similares -Finale, Overture, Mosaic o Nightingale. 

Por otra parte, el uso de un adiestrador auditivo, o más concretamente, un generador de ejercicios de discriminación posibilitaría la consecución de destrezas aurales, fundamentales en la formación de un músico.  El programa Practica Musica se seleccionó de entre cuatro posibles por su mayor versatilidad, por la simplicidad de su interface gráfico y por la capacidad de generar un reporte automático de la actividad del aprendiz.

En cuanto al uso de Band in a Box, un programa de generación algorítmica de acompañamientos, se intentó acercar una herramienta que permitiera crear materiales potenciales susceptibles de ser utilizados por el maestro de música, tanto en su formación como en su futuro contexto profesional.

 

 

 

Recursos

 

En la actualidad, el aula de Informática Musical consta de 11 sistemas MIDI, cada uno de ellos con un ordenador Macintosh, un teclado controlador MIDI Roland y un módulo MIDI Korg Audio Gallery.   Asimismo, existe una pantalla LCD, un equipo de audio, una impresora, micrófonos  y un grabador multipista. 

Los alumnos, mediante acceso a través de clave personal, disponen en la página Web de la universidad de una parte de apoyo de la asignatura.  En ella se encuentran ejercicios relacionados con los contenidos de armonía y tecnología.  Los alumnos  deben realizar puntualmente ejercicios en la página y enviarlos al profesor por correo electrónico mediante un botón adjunto al formulario HTML.  También pueden descargar los documentos MIDI para poder oírlos, visualizarlos y analizarlos en su sistema doméstico o en el aula de informática musical de la universidad.  Asimismo, la página Web contiene artículos y lecciones de fundamentación teórica de tecnología musical.   Como apoyo adicional, los alumnos disponen de tutorías a través de correo electrónico y una página FAQ (Frequently Asked Questions) relativa a cuestiones realizadas en las tutorías. 

 

 

Evaluación

 

La evaluación de la asignatura consiste en:

Un portfolio  de trabajos, que consta de armonizaciones, arreglos y composiciones realizadas con Encore y Band in a Box a lo largo del cuatrimestre.

Un disquete con el trabajo de adiestramiento auditivo realizado con el programa Practica Musica durante el cuatrimestre.  Este programa hace un reporte automático que registra el tiempo y la puntuación alcanzada por el usuario cada vez que utiliza el programa.

Un examen a través de la página Web al final de cuatrimestre. 

Una prueba escrita presencial.

 

 

Integración

 

 

El desarrollo de la asignatura es fundamentalmente práctico.  Parte del horario lectivo es dedicado a prácticas en el laboratorio de informática musical en grupos pequeños.  Otra parte del tiempo es dedicado a clases colectivas en las que se abordan los aspectos teórico-prácticos de los fundamentos de la asignatura.  Cada alumno tiene 3 horas lectivas por semana, de las cuales una hora es dedicada a clases colectivas en las que se abordan los conocimientos teóricos y prácticos de  armonía y arreglo elemental.  Las dos horas restantes corresponden a las clases de laboratorio en pequeño grupo.  El adiestramiento auditivo con el programa Practica Musica requiere del alumnado un tiempo adicional no contemplado en la carga lectiva de la asignatura. 

En la primera clase de laboratorio se provee de los elementos básicos de Encore para comenzar a trabajar.  A los alumnos se les proporciona dos partituras para su introducción en el ordenador, una vocal, una canción popular sin armonización expresa,  y otra instrumental en las que hacen uso de todas las funciones del programa:  crear documentos para distintas plantillas instrumentales, insertar notas, cambios de metro y tonalidad, ligados, signos de expresión, articulación y dinámica, barras de repetición, texto de la melodía, polifonía sobre una pauta en divisi,  ficheros MIDI....   

Una vez acabada la práctica de introducir las dos obras en Encore,  el alumno ha ido recogiendo en las clases colectivas los conocimientos específicos de elaboración melódica, armonía y arreglo y está en condiciones de abordar, por una parte, la composición de cánones a 3 y 4 voces, armonizaciones sencillas de melodías,  y arreglos para instrumentos escolares con el editor de partituras y, por otra, la elaboración de materiales para el aula de Ed. Primaria en el programa Band in a Box. 

Si bien los resultados obtenidos en la parte de la asignatura relacionada con fundamentos de armonía, arreglo y composición han sido satisfactorios,  determinados problemas de tipo metodológico han ido surgiendo a lo largo del tiempo en relación con el aprendizaje del programa.  Esto ha obligado a rediseñar las estrategias didácticas para una mejor comprensión del programa por parte del alumnado y a la optimización del tiempo académico.

Aun cuando las clases con contenidos tecnológicos eran de tipo práctico con un manejo inmediato de los programas, la estrategia de mostrar los elementos y funciones del programa de forma lineal, un enfoque centrado en el sistema, dejaba a determinados alumnos con lagunas en el conocimiento del editor de partituras y exigía del profesor un alto nivel de recurrencia en la información suministrada a los alumnos. 

Esta metodología se ha modificado progresivamente y tendió a que la estrategia consistiera en mostrar los elementos mínimos del programa para comenzar a trabajar inmediatamente (crear y guardar documentos, entrada de eventos musicales a tiempo diferido, reproducción y cambio de timbres) y luego ir desarrollando una estrategia individualizada de enseñanza en cada estación de trabajo;  es decir, un enfoque centrado en el alumno, no en el sistema, y una implicación del usuario en tareas reales y significativas (Carroll, 1990; Van der Meij y Carroll 1995).    Se comprobó a partir de encuestas y de los resultados de observación que este tipo de metodología mejoró sustancialmente la comprensión y las destrezas en el manejo del programa.   No obstante, requería una buena parte del tiempo de la asignatura y por ende del profesor.  Con el fin de conseguir la mayor eficacia del tiempo docente, hemos elaborado un programa multimedia para el aprendizaje del programa Encore mediante una herramienta de autor  que se aplicará durante este curso académico.  También tenemos previsto realizar un programa multimedia para la enseñanza del programa Band in a Box y otro para las destrezas de armonía, arreglo y composición de bases instrumentales para instrumentos escolares.

 

 

Encuesta entre los alumnos

 

Al finalizar el curso 1997-98 se realizó una encuesta entre alumnos de la asignatura Armonía Funcional (N=42) estructurada en las secciones:  1) aspectos tecnológicos de música, 2) aspectos tecnológicos de red, 3) aspectos metodológicos de la asignatura, 4) aspectos de contenido, 5) experiencia y opinión.

 

De ella entresacamos los siguientes resultados:

 

Item 1.1:   Utilidad del programa Práctica Música (respuestas SI-NO). 

Un 77% respondió que le resultaba útil.

 

Item 1.3:  Grado de interés del programa Práctica Música.

La valoración está en una escala de 5 puntos.  

Las respuestas con un 4 y un 5 fueron del 66% del total. 

 

 Item 1.5:  Utilidad del programa Encore.

Un 97% de los encuestados respondieron que el programa les resultó útil.

 

 Item 1.6:  Dificultad de manejo del programa Encore.

La tabulación se hizo en función de una escala de 5 puntos (1=muy fácil) (5=muy difícil).

Un 54% respondió en la franja de 3 y 4 puntos.

 

 Item 1.7:  Razones del interés en Encore.  El ítem era semicerrado;  se proporcionaron determinadas razones con opción a otras posibles definidas por el encuestado. Todas ellas debían ser puntuadas en razón del interés para el encuestado.

El 25% puntuó como principal razón "oír lo que se crea en el papel".

Un 20% opinó que Encore le ayudaba a concretar las ideas musicales propias. Otro 20% expuso que el programa les ayudaba a componer.

Un 17% opinó que les permitía ver impresa su partitura.

Un 15% era partidario del programa porque les ayudaba en la comprensión asimilación del código musical. 

 

 Item 2.1:  Preferencia del uso de Internet en los exámenes (1=gusta poco, 5=gusta mucho).

El 48% de los encuestados respondieron a este ítem en la franja de 1 y 2.

 

 Item 2.2:  Infraestructuras universitarias de acceso a red (1=muy malas, 5=muy buenas)

El 72% de los encuestados respondieron en la franja de 4 y 5.

 

Item 2.3: Horarios de acceso a Internet en la universidad (1=muy inadecuados, 5=muy adecuados).

El 45% respondió en la franja de 1 y 2

 

 Item 2.4: Aspectos positivos y negativos de la utilización de Internet en los exámenes.

Los aspectos positivos se pueden agrupar en las siguientes respuestas:

"Permite adentrarse en la red y conocer un poco de ella"

"Flexibilidad de horario"

"Corrección"

"No hay que realizar el examen de una vez, repartiéndose el trabajo en días diferentes"

"Lo haces de forma más libre"

 

Como aspectos negativos:

"No debería ser obligatorio, ya que no lo considero necesario para mi formación de maestro"

"Pérdidas innecesarias de tiempo"

"Evaluación subjetiva;  puede ser realizado por otra persona"

"Complicación para el alumno"

"Problemas que puede producir el ordenador y la dificultad de su manejo"

"No estás seguro de si llega la información" (la respuesta al examen)

"No veo la relación entre la armonía e Internet"

"Si surge alguna duda o problema, no está el profesor delante"

"Prefiero los exámenes tradicionales en un aula y con el profesor"

"Es negativo porque tenemos que saber Internet"

"Existen pocas horas para acceder a Internet" (en la universidad de La Rioja existe un horario limitado de acceso a Internet)

 

Item 5.1:  Se les preguntaba a los alumnos cómo calificaban su experiencia previa musical antes de matricularse en la titulación.  El eje vertical representa el número de alumnos.

 

 

 

Item 5.2:  Interés en conocer en primer curso los programas vistos en la asignatura y razones en caso afirmativo.   Item abierto.

 

 

 

 

Las razones aducidas en la encuesta por los alumnos que respondieron afirmativamente son:

"Porque te ayudan en otras asignaturas".

"Porque te ayudan a aprender gradualmente".

"Para reforzar los conocimientos musicales".

"Porque son interesantes y de utilidad".

"Porque enriquecen la base musical".

"Para empezar a componer piezas a voces e imprimir cuanto antes".

"Porque ayudan en la comprensión de elementos musicales".

"Porque habría comenzado con más seguridad y me habría cundido el tiempo".

 

 

Item 5.4: Sugerencias de modificación en próximos cursos.  

Las sugerencias son variadas, pero la mayoría van encaminadas a la mejora de los recursos en el aula.   Otras a destacar son:

Dividir la asignatura en dos cuatrimestres para repartir mejor los contenidos específicos de tecnología y los de fundamentos de armonía.

Incidir más en Encore que en los otros programas.

Disponer también de los programas en plataforma PC.

Disponer de un dossier impreso de elementos teóricos. 

 

 

Conclusiones

 

A la vista de los resultados obtenidos en esta encuesta y en otras realizadas en cursos pasados, la tecnología musical en la titulación de Maestro de Ed. Musical en la Univ. de La Rioja es bien aceptada porque, en general, el alumno cree que es de utilidad en su formación, aunque no le asignan un papel determinante dentro de su futuro contexto profesional.  Hay preferencias entre programas;  a los usuarios les gusta más trabajar la creación (Encore y Band in a Box) que la formación auditiva (Practica Musica).  

 

Respecto a los programas de comunicaciones, hemos encontrado bastantes reticencias en la realización de exámenes a través de Web y una cierta tecnofobia en el uso de las herramientas de comunicación, tanto por las opiniones personales como por los datos extraídos de la encuesta arriba mencionada.  Las tutorías a través de correo electrónico apenas las utiliza el 10% de los matriculados y el examen a través de Web es rechazado por el 65%.   Los mayores problemas residen en el conocimiento de los programas y su configuración.     A través de un estudio longitudinal, se constataron ciertas diferencias entre las últimas tres promociones en lo que respecta al grado de aceptación y satisfacción de la tecnología musical. En cuanto al uso de Internet, no podemos realizar este tipo de comparación dado que ésta ha sido nuestra primera experiencia.

 

Sería reduccionista creer que las asignaturas que integran el conocimiento tecnológico son las únicas causantes de ciertas actitudes antitecnológicas de una parte del alumnado.   Probablemente, las actitudes nunca son debidas a una sola causa y quizá  cabría buscar otras explicaciones concomitantes, una de ellas en los planes de estudios actuales, con una carga lectiva por curso repartida en mini-asignaturas cuatrimestrales (de 4 y 3 créditos o incluso menos) que obligan a los estudiantes a trabajar lo mismo que si se trataran de asignaturas anuales.

Habría también que preguntarse si los planes de estudios actuales están construidos de forma consistente y coherente y cómo los percibe el alumnado  ¿existe una planificación lógica en las asignaturas que contemplan la alfabetización y formación tecnológica? y por otro lado ¿es relativamente correcta y completa la formación tecnológica que se imparte a los estudiantes de magisterio para su desarrollo profesional?

 

Creemos que una posible solución a este problema pasaría por una cuidadosa y sistemática  planificación de los curricula de las diferentes especialidad de la titulación de Maestro, tratando de marginar las disputas interdepartamentales por los créditos de una titulación,  con un menor número de asignaturas por curso que permitieran un tiempo de asimilación de conocimientos y de reflexión, un paulatino desarrollo de destrezas y que contemplara como formación tecnológica no sólo el manejo de un procesador de texto, la realización de una hoja de cálculo u operar en un programa de gráficos sino también navegar por Web, recibir-enviar-configurar el correo electrónico, saber descargar archivos FTP o realizar un documento hipermedia, sea con herramientas de autor o en lenguaje HTML. Este último tipo de formación tecnológica de "propósito general" permitiría ser aprovechada por el alumno en las materias de su formación para, por ejemplo, buscar información a través de Internet con el fin de documentar trabajos, dossieres o tesinas, un tipo de fuente documental cada vez más frecuente en la literatura científica.   Esta formación podría ser impuesta en los descriptores de las asignaturas obligatorias de universidad o crear, en su defecto, un espacio de optatividad para esta materia.  Además, en cada asignatura es posible integrar la tecnología con efectos beneficiosos en el aprendizaje de los alumnos.  Es cuestión de buscar el espacio curricular donde el uso de la tecnología, tanto general como específica, sirviera mejor al propósito de la intervención educativa. 

 

 

Referencias

 

Anderson, J.(1983) The architecture of cognition.  Cambridge: Harvard University Press.

Evans, J. (1987).  Practica Musica (Programa de ordenador).  Kirkland, WA:  Ars Nova.

Bertram, C.B. y Levin, J.A. "Educational Technology:  Media for Inquiry, Communication, Construction, and Expression".  Journal of Educational Computing Research, 17 (1). 

Brown, J. y Sherman, D. (1982). Intelligent tutoring systems. New York: Academic Press.

Bruner, J. ( 1966). Towards a theory of instruction. Harvard: University Press.

Carroll, J.M. (1990) The Nurnberg Funnel: Designing Minimalist Instruction for Practical Computer Skill.  Cambridge, MA: MIT Press

Clancey, W. (1987) Knowledge Based Tutoring. Cambridge:  MIT Press.

Dede, C. (1987). "Empowering environments, hypermedia and microworlds". The Computer Teacher.  Noviembre. pp. 20-24.

Gannon, P. (1990).  Band in a box.  (Programa de ordenador).  Victoria:  PGMusic. 

Granger, K. et al. (1992) Encore (Programa de ordenador).  Half Moon Bay, CA:  Passport Designs Inc.

Minsky, M. (1986)  Society of Minds.  Cambridge:  MIT Press. 

Newell, A. (1990) Unified Theory of Cognition. Cambridge:  Harvard University Press.

Papert, S. (1988) "The conservation of Piaget:  the computer as grist to the constructivist mill".  En Forman, G. y Pufall, P. (eds) Constructivism in the computer age .  New Jersey:  Lawrence Erlbaum Associates.

Rowe, H. (1991). Leaming with personal computers. Melbourne: Australian Council tor Educational Research.

Skinner, B. (1968) The technology of teaching.  Prentice Hall.

Soloway, E. (1988) "It's 2020: do you know what your children are learning in programming class?" En Nickerson, R. y Zodihiates, P. (eds) Technology in Education. New Jersey: Lawrence Erlbaum Associates.

Suppes, P. (1981) University-Level Computer-Assisted Instruction at Stanford: 1968-1980.  IMSS. Stanford University. 

Tejada, J. (1998) "Music Technology and multimedia as a music teachers' tool". En Willis, J. et al. (eds.) Technology and Teacher Education Annual 1998 .  Charlottesville: Association for the Advancement of Computing in Education.

Tejada, J. y Angulo, C. (1993) "El ordenador y las  nuevas tecnologías en la enseñanza de la música.  Aplicaciones en la educación musical". Música y Educación, 16. pp. 41-50

Van der Meij, H. y Carroll, J.(1995) "Principles and Heuristics for Designing Minimalist Instruction".  Technical Communication, Second Quarter 1995.

Williams, D. et al. (1988).  Master Track.  (Programa de ordenador).  Half Moon Bay, CA:  Passport Designs Inc.