Signos. Teoría y práctica de la educación, 8/9 Enero Junio de 1993. Páginas 102/109. ISSN: 1131-8600

LA EDUCACIÓN FÍSICA EN LA ESCUELA PRIMARIA

Marcelino Vaca

 

Pero la intervención educativa, vía cuerpo y motricidad puede repercutir no sólo en las capacidades motrices sino también en las relacionadas con el autoconcepto, la autoestima, en la relación e intercambio con los otros, etc. Este hecho es también recogido por los textos que sobre Educación Física está publicando últimamente la administración educativa.

La educación a través del cuerpo y el movimiento no puede reducirse a los aspectos perceptivos o motrices sino que implica además aspectos expresivos, comunicativos, afectivos y cognoscitivos. (MEC, 1989).

A la Educación Física podríamos definirla como el área curricular en la que se desarrolla la cultura motriz que los alumnos y profesores viven, experimentan, reproducen y transforman en la escuela.

En esta inmersión cultural se van a perseguir objetivos centrados en la evolución de las capacidades motrices (condición física, habilidades motrices, perceptivomotrices, expresivas), afectivas (imagen corporal, autoconcepto,...) relacionales (iniciativa en las relaciones, el YO en el grupo,...).

Se trata, por consiguiente, de un área compleja en la que pueden darse cita orientaciones de diferentes tipos debido a que las actividades motrices que presentan los alumnos reflejan una dimensión expresiva, pues a través de cada acción motriz se manifiesta un modo particular de ser. Presentan, por otra parte, un modo de estar en relación con los compañeros. Por último, reflejan también, unos niveles de destreza y eficacia corporal.

La intervención educativa desde esta área puede hacer hincapié en el tratamiento de alguna de estas dimensiones o puede tener interés en dar respuesta al conjunto de su potencial educativo, que es la opción por la que nos hemos decidido. A la intervención educativa desde esta área y con estos planteamientos de globalidad, la denominamos Tratamiento Pedagógico de lo Corporal.

La Educación Física en el currículum oficial de Educación Primaria

La Educación Física Escolar tiene en estos momentos un tratamiento, por el hecho de ser un área curricular, y otro, que le complementa, derivado de su explícita pretensión por conseguir un currículum integrado.

El currículum en la reforma del sistema educativo tiene un conjunto de "ideasfuerza" que van a afectar al área de Educación Física por el hecho de ser una de las áreas curriculares.

Antes de entrar en lo "particular" del área de Educación Física quisiera detenerme un momento en las ideas generales que la enmarcan dentro del nuevo diseño.

Una de estas ideas generales, "ideasfuerza", se manifiesta en el hecho de entender a los profesores y a los centros como creadores de currículum.

El diseño planteado se desarrolla hasta un punto por parte de la administración educativa y se solicita del profesorado que continúe este desarrollo hasta la práctica educativa con el grupo de alumnos. Por tanto, podemos hablar de dos tipos de currículum, el oficial y el desarrollado en cada centro para cada una de las etapas educativas.

Dentro de cada uno de estos PROYECTOS CURRICULARES DE ETAPA que se van a diseñar y desarrollar en los centros educativos por parte del profesorado, quedará definido cuál es el papel a jugar por el área de Educación Física.

Otra de las ideas generales que van a afectar a las diferentes áreas curriculares es la relativa a conseguir un currículum integrado: Integración frente a compartimentación.

Estas ideas requieren del profesorado que forme equipos y no que trabaje cada uno desde su parcela. Se trata de trabajar en y desde un proyecto común al que cada profesor contribuye haciendo hincapié en aquel grupo o en aquel ámbito del currículum que por una serie de razones tiene asignado en el centro escolar.

Este planteamiento es realmente novedoso si lo comparamos con lo que es costumbre en la mayoría de los centros educativos. Una costumbre que, por otra parte, no se ha arraigado por azar, sino que es fruto de planteamientos que han existido y que aún existen, que ponen el énfasis en convertir al profesor en ejecutor de un currículum elaborado y pensado fuera de su alcance.

En lo relativo al área de Educación Física se ha podido comprobar que el profesorado es menos dependiente de un currículum externo y listo para consumir, (Hernández, J. L. 1992). La Educación Física presenta algunas resistencias al libro de fichas del alumno y en la mayoría de los centros el profesor ha ido diseñando, de un modo u otro, el currículum a impartir de forma particular.

En lo relativo a integración frente a compartimentación la Educación Física corre un verdadero riesgo. Me voy a detener un momento a explicar esta afirmación.

Dadas las lagunas en la impartición de esta área el Ministerio de Educación ha convocado diferentes cursos de formación para el profesorado. (Ese asumir por parte del Ministerio que hay grandes deficiencias en la impartición del área de Educación Física así como las convocatorias para la realización de los cursos de formación, pueden verse en el Plan de Extensión de Educación Física y deportiva, MEC, 1987).

Esta iniciativa no es nueva, también ocurrió cuando se promulgó la anterior Ley General de Educación en 1970.

De los profesores formados entonces, según el propio Ministerio de Educación, tan sólo quedaba impartiendo clases de Educación Física un 3%.

Hemos detectado que en estos momentos está ocurriendo algo muy parecido. Una vez conseguido el traslado deseado vía Educación Física, hay una tendencia a abandonar esta área y adscribirse a otras siempre que se den facilidades.

No tenemos espacio para hacer un análisis de las causas pero sí querría dejar reflejado este importante dato que pone de manifiesto la vulnerabilidad de la Educación Física como área curricular. Sería lamentable que fueran necesarios otros veinte años para evaluar y darnos cuenta de los mismos datos de 1987, sin haber hecho nada por corregir las causas por las que el profesorado huye de la impartición de esta área.

Otro dato que corrobora nuestra preocupación por la integración de la Educación Física en el currículum es el hecho de que los profesores tutores ante la presencia de un profesor especialista de Educación Física en el centro tienden a despreocuparse del desarrollo del área, y ello a pesar de que sus alumnos tan sólo reciban clases, impartidas por el maestro especialista, una vez por semana.

En una charla-coloquio a profesores del antiguo Ciclo Inicial sobre el tema: Interés pedagógico del área de Educación Física en este ciclo, una profesora, después de escuchar una serie de argumentos y visionar algunos datos de la práctica que proponíamos, intervino para hacer la siguiente reflexión:

Yo ya le digo a mi director que es muy importante la Educación Física, pero mis alumnos no la pueden tener porque se empeña en que el maestro especialista dé dos horas en el Ciclo Superior y ninguna en el Ciclo Inicial.

Creo que este dato puede ser ilustrativo sobre un modo de entender la figura de maestro especialista en Educación Física que se va arraigando en los centros. Entendiendo de este modo creo que en vez de mejorar cualitativamente la acción educativa en relación con la Educación Física, puede llegar a empeorarla si lo que provoca su presencia es la despreocupación por parte de los tutores para desarrollar un tratamiento educativo con el cuerpo y la motricidad.

Es fundamental que en los claustros de profesores, en los equipos de etapa/ciclo haya algún profesor que conozca el potencial educativo de esta área y que contribuya a que un desarrollo adecuado se vaya implantando en la práctica educativa en cada centro escolar, pero la tendencia más extendida es dejar toda la responsabilidad en el maestro especialista con lo que la contradicción es extraordinaria desde la idea de integración frente a compartimentación.

Antes de abandonar las ideas generales que se desprenden del planteamiento de reforma y que afectan a la Educación Física como área curricular, quisiera referirme a otro dato que de algún modo compensa el anterior en el que he puesto el énfasis en la falta de comprensión por parte de los tutores ante su responsabilidad en el desarrollo del potencial de esta área de acción educativa.

En otra de esas charlas, una profesora comentó que llevaba veinte años tratando de integrar la dimensión corporal en su práctica y que acababa de llegar un maestro especialista en Educación Física a su centro, que le había comentado:

Veo que de vez en cuando sacas a tus alumnos a hacer cosas en el patio. Si quieres puedes participar en un proyecto que tengo aprobado por la Dirección Provincial.

También el maestro especialista puede hacer vulnerable la idea de integración frente a compartimentación, cuando en vez de enrolarse en un proyecto común, se "adueña" del área como único valedor, como esta profesora nos comentaba.

¿Qué se ofrece al profesorado en el área de Educación Física en Educación Primaria?

El área de Educación Física tiene en los textos legales referentes al currículum oficial el mismo tratamiento que el resto de las áreas.

Contempla en primer lugar una introducción en la que el Ministerio de Educación hace explícita su manera de entender el área de Educación Física.

De este texto destacaría eÍ análisis que hace relativo a las funciones educativas de la motricidad, pues aquí se describe el alto interés pedagógico que puede desarrollar esta área.

Más adelante va desgranando una ríe de elementos desde los que va a dar respuesta a las preguntas clave que se formulan en el diseño: ¿QUE, CUANDO Y COMO ENSEÑAR Y EVALUAR?

Los OBJETIVOS anunciados en el Diseño Curricular Base, se han corregido ligeramente en el texto de la LOGSE y nos van a dar una idea de lo que pretendemos enseñar y evaluar.

Se formulan en términos de capacidades a desarrollar a lo largo de la etapa y expresan las intenciones que deben guiar la práctica educativa desde esta área.

Sobre este elemento curricular nos vamos a detener un momento para analizar cuáles son las intenciones que se desprenden de los Objetivos Generales que para la etapa de Educación Primaria se han definido en el área de Educación Física.

Los bloques de CONTENIDOS hacen referencia a aquello que queremos enseñar a nuestros alumnos, a lo que pretendemos que aprendan.

La Educación Física tradicionalmente ha venido desarrollando contenidos que, en el currículo que se nos presenta, se denominan procedimentales. En este momento se pretende que participe, como el resto de las áreas, de los contenidos relativos a hechos y conceptos y también de algo que se venía dando por supuesto y por lo tanto formaba parte del currículum oculto como son los contenidos relacionados con las actitudes, con la disposición ante el aprendizaje, su valoración, su respuesta a los diferentes requerimientos,...

El terreno del ¿cómo? y el ¿cuándo? va a suponer una serie de orientaciones didácticas que, más adelante, (1992) serán ampliadas con la publicación de las CAJAS ROJAS.

Las "orientaciones para la evaluación" surgen de determinar más explícitamente las capacidades a desarrollar asociadas a los contenidos que los alumnos deben adquirir.

Introducción al área / objetivos / bloques de contenido / orientaciones didácticas y para la evaluación son los elementos que se les oferta al profesorado para el diseño y desarrollo del área de educación física en e1 DCB (1989.

La LOGSE (1990) mantiene la Introducción al área, concreta los objetivos, contenidos y criterios de evaluación.

Dentro de las CAJAS ROJAS(1992), en volumen que hace referencia al área de Educación Física en la etapa de educación primaria, nos oferta:

 

¿Qué se solicita del profesorado?

 

El DCB, (MEC, 89 pág. 54) es muy explícito al respecto:

"La elaboración de un Proyecto Curricular... implica realizar las siguientes opciones básicas:

Lo que hay que hacer queda claro. Los interrogantes se centran ahora en si merece la pena desarrollar esta tarea, si seremos capaces de realizarla...

¿Cómo dar respuesta a estas solicitudes?

Hace cuatro años que iniciamos un seminario sobre el Tratamiento Pedagógico de lo Corporal en Educación Primaria que se reúne semanalmente en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de EGB. Uno de los objetivos de este seminario es ir encontrando respuestas a estas tareas que se nos asignan.

A pesar de que es un seminario abierto a los profesores tutores, los maestros seminaristas son principalmente especialistas en Educación Física. Los materiales que aquí elaboramos, dada la organización didáctica del nuevo currículum, han de ser negociados en los diferentes centros educativos a los que los seminaristas pertenecen antes de integrarse en el Proyecto Curricular de Etapa.

Nuestra opción es la siguiente: Trataremos de equiparnos de tal manera que tengamos una respuesta pertinente desde el área de Educación Física con la que participar en la elaboración del Proyecto Curricular de Etapa.

Esta opción tiene tras de sí una serie de razones, que no podemos detenernos a analizar en profundidad, pero sobre las que queremos precisar al menos tres cuestiones:

Tampoco nos gusta cómo es entendida esta área y la figura de maestro especialista en los centros y creemos que hay que generar otro significado en relación con la Educación Física Escolar para los diferentes elementos que participan y evalúan la acción educativa.

¿Cómo se está concretando esta opción?

Hemos desarrollado trabajos de diferentes tipos que se han ido sucediendo unos a otros en función de los intereses y necesidades del grupo.

Comenzamos compartiendo la práctica diaria con la intención de ayudarnos unos a otros a conseguir un acercamiento con los planteamientos teóricos por los que nos pronunciábamos.

Intercalando con estas tareas fue necesario tratar temas de tipo científicodidáctico como puede ser el análisis de modelos y tradiciones desde los que se viene impartiendo Educación Física. Era necesario situar la práctica educativa que realizábamos en los marcos teóricos que se desprenden de estos modelos para poder profundizar en nuestros análisis.

En estos momentos estamos trabajando sobre la elaboración de materiales curriculares.

Exponemos a continuación uno de los trabajos desarrollados centrado en:

Definir el tratamiento pedagógico de lo corporal desde una lectura de los objetivos generales que la LOGSE atribuye a la Educación Física en la Educación Primaria.

La Administración Educativa justifica la actividad escolar en el crecimiento de capacidades por parte de los alumnos. Destaca cinco bloques de capacidades: Cognitivo lingüísticas / Motrices / De equilibrio personal / Relacionales y de Inserción social.

Como venimos comentando para que estas capacidades evolucionen de un modo adecuado enuncia una serie de medidas, (no vamos a entrar en el análisis de su implantación en la realidad escolar) en relación con el profesorado, con instalaciones y materiales, con las dotaciones económicas,... y establece un currículum.

Dentro de este currículum menciona una serie de áreas de acción educativa en las que se van a desarrollar unos procesos de enseñanza aprendizaje que considera básicos para dar respuesta al proceso educativo de alumnos y alumnas.

Una de estas áreas es la Educación Física que justifica, como el resto, su presencia en el currículum por los objetivos que trata de conseguir y que son los siguientes, como bien sabéis:

Desde estos objetivos se pueden iniciar trabajos de diferentes tipos, (nosotros tenemos algunos en marcha en relación con la elaboración de un proyecto curricular de área). Aquí, como se menciona en el título, nos vamos a centrar en analizar cómo aportan matices y pautas para la intervención educativa.

La actividad motriz, un medio para la construcción de procesos de enseñanza aprendizaje

El medio, a través del cual esta área interviene, es la actividad motriz, que se presenta a los niños y niñas a través de propuestas de juegos (propuestas en las que la envoltura didáctica es más compleja) o de actividad (propuestas más simples, en relación con aspectos concretos de la motricidad).

Animar a la participación de estos juegos y actividades es lo que nos solicita el Objetivo 6. Una solicitud que va a requerir de una serie de condiciones, algunas de ellas iremos encontrando enunciadas al recorrer los diferentes objetivos.

El Objetivo 1 nos matiza cómo ha de entender el niño y la niña esta actividad motriz, nos dice que ha de "conocer y valorar la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motrices... "

Pero además de explorar y disfrutar, la actividad motriz puede ponerles en situación de autoexigencia.

Esa exploración, esos enredos motrices pueden cambiar de rumbo y acercarnos a vivenciar nuestras limitaciones, como si de la otra cara de la misma moneda se tratara. De una parte el polo del placer que viene de la mano de la potencia física, de las posibilidades de acción, del disfrute con la exploración de posibilidades motrices, y, de otra, el displacer de la fatiga, del cansancio, la exigencia que suponen los requerimientos para conseguir una mejora en la condición física, un mejor nivel de destreza,...

El Objetivo 3 nos habla de "regular y dosificar esfuerzos". Habrá que diseñar actividades motrices orientadas en torno a estas indicaciones.

En este equilibrio entre posibilidades y limitaciones, en la dialéctica que se entabla entre ese doble polo, queda de manifiesto el interés por orientar la actividad motriz, por estudiar su lugar en el quehacer diario de niños y niñas.

La actividad motriz y la creación de hábitos de ejercicio físico, posturales, y otros, que tienen relación con la motricidad y que por lo tanto esta área puede colaborar, como son los de alimentación e higiene.

Nos acercamos así al Objetivo 2 cuando dice: "Adoptar hábitos de higiene, de alimentación, posturales y de ejercicio físico, manifestando una actitud responsable hacia su propio cuerpo"...

También se ve la actividad motriz como una cancha en la que se ejercitan y crecen una serie de aspectos de gran interés en el proceso educativo:

Y a todo esto hace referencia el objetivo 5: "Utilizar sus capacidades físicas básicas y destrezas motrices y su conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para la actividad física"...

Propuestas de actividad motriz en forma de tareas concretas y/o en forma de juegos, pueden hacerse en un abanico extraordinariamente amplio y complejo que habrá que ir orientando en torno a los rasgos que van definiendo estos objetivos.

El Objetivo 7 nos anima para llevarlo adelante en toda la complejidad y diversidad de la que seamos capaces: "Ser capaz de conocer y valorar la diversidad de actividades físicas..."

Función relacional

Al analizar los Objetivos Generales surgen con fuerza referencias a los aspectos relacionales.

En el Objetivo 1 podemos leer: "Conocer y valorar su cuerpo y la actividad física como medio de relación con los demás".

A esta dimensión relacional, que en la Introducción al área en el Diseño Curricular Base de Educación Primaria se hace referencia como una de las funciones a destacar de la motricidad, se va llenando de matices a lo largo de los diferentes objetivos.

E1 Objetivo 2 la orienta hacia "una actitud de respeto a los demás".

En el objetivo 6 se define la orientación que ha de tomar esta función de la motricidad:

Se le atribuyen, por lo tanto a esta área, posibilidades de ayuda en el desarrollo de las capacidades relacionales y de inserción social, dada la continua solicitud a que sean tenidos en cuenta en la intervención didáctica temas como la participación y el establecimiento de relaciones desde una serie de condiciones.

Contenidos

Esta área, como el resto de las que se dan cita en el Currículum de Educación Primaria, tiene atribuido un contenido. Lo que queremos enseñar, lo que queremos que nuestros alumnos aprendan está en relación con:

 Su propio cuerpo (Objetivo 1) y en torno a esta expresión se darían cita temas como:

 

"Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento para comunicar sensaciones, ideas y estados de ánimo y comprender mensajes expresados de este modo".

Estos contenidos pueden irse presentando a los niños y niñas en forma de actividades o de juegos. El Objetivo 6 parece invitarnos, dado el comienzo de su enunciado Participar en juegos y actividades, a potenciar el interés de los niños y niñas por la práctica de actividades motrices.

Los objetivos hacen referencia a multiplicar los escenarios en los que se asienta la acción educativa.

Además de estas preocupaciones por orientar pedagógicamente el área que van a requerir del profesor una actitud concreta así como el establecimiento de una normativa que gobierne las relaciones dentro del grupo en los momentos de intervención didáctica, se desprende en esta lectura que estamos haciendo de los Objetivos una preocupación por la estructura física por situar el tratamiento de la motricidad en diferentes contextos y por hacer de éstos un campo adecuado para la intervención didáctica.

"Adaptar el movimiento a las condiciones de cada situación" se nos pide en el Objetivo 5 y en el Objetivo 7 se nos insta para que los niños y las niñas conozcan diferentes entornos así como a que participen en su conservación y mejora. "Conocer y valorar la diversidad de actividades físicas y deportivas y los entornos en los que se desarrollan, participando en su conservación y mejora".

Conexiones entre lo escolar y lo extraescolar

Esta conexión está anunciada en el primer objetivo cuando se orienta el conocer y valorar su cuerpo y la actividad física como un recurso para organizar el tiempo libre.

Estos análisis sobre los diferentes elementos curriculares que se presentan al profesorado como punto de partida para los trabajos de selección, secuenciación, ajuste... sirven no sólo para ir perfilando nuestras aportaciones en la elaboración de los proyectos curriculares, sino también para ir compartiendo como seminario una serie de criterios con nuestro trabajo en la escuela.

Pensamos en el seminario, que esta posibilidad de elaboración de materiales curriculares es una oportunidad para ir clarificando el oficio de maestro.

 

* Marcelino J. Vaca Escribano es profesor de la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Palencia.

 

Referencias bibliográficas

 

Hernández, J. L. (1992): Profesorado de Educación Física y Currículum. Tesis Doctoral. Inédita.UNEDMadrid.

MEC, (1989): Diseño curricular base. Educación Primaria. Centro de Publicaciones. Madrid.

(1992): CAJAS ROJAS. Educación Primaria. Centro de Publicaciones. Madrid.