Signos. Teoría y práctica de la educación, 8/9 Enero Junio de 1993. Páginas 190197. ISSN: 1131-8600

 

PROYECTOS DE TRABAJOS : ORGANIZACIÓN Y AVENTURA La globalización en la escuela

DORA MUÑOZ Y MAITE SBERT*

 

" Entre  el turista y el viajero la primera diferencia reside en parte en el tiempo. Mientras el turista , por lo general , regresa a casa al cabo de algunos meses o semanas , el viajero , que no pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud durante años de un punto a otro de la tierra.

El turista acepta su propia civilización sin cuestionarla y el viajero lo compara con las otras y rechaza los aspectos que no le gustan."

(Paul Bowles. El cielo protector)

 

El  Colegio Público Es Pont se encuentra situado en una barriada de la periferia de Palma, de nivel socioeconómico bajo. El edificio fue construido para ser una guardería y destinado posteriormente a Preescolar, iniciándose su funcionamiento como Centro de EGB hace cinco años.

En cuanto a Proyectos de Trabajo se refiere, nuestro particular viaje comenzó hace cuatro cursos, uno después de que en el Preescolar se planteara la enseñanza de la lengua escrita desde una perspectiva constructivista y de que en el Ciclo Medio se articulara un Proyecto de Coherencia Pedagógica en el área de Lenguaje, dada nuestra situación de escuela catalana que, situada en un barrio de habla prioritariamente castellana, se propuso como primer objetivo que sus alumnos pudieran acceder a su derecho a conocer y adquirir competencia en ambas lenguas al final de su escolaridad.

Esta manera de entender el lenguaje motivó al profesorado para hacer extensivo su planteamiento a otras situaciones de enseñanza/aprendizaje.

Una opción en el proceso pedagógico: los proyectos de trabajo

Lo que en principio fue una  necesidad –unificar criterios metodológicos- fue evolucionando, modificándose mediante la reflexión conjunta y el análisis de lo que ocurría en las aulas. Si inicialmente los Proyectos de Trabajo fueron concebidos como una "metodología" globalizadora (aprender a aprender), poco  a poco pasaron a ser prioritariamente un espacio para el análisis y la reflexión sobre las estrategias utilizadas (aprender a pensar) y posteriormente para la reflexión y el análisis sobre el propio proceso de aprendizaje (aprender sobre el pensar).

Fue necesario consensuar equipajes y puntos de destino. Variar itinerarios, quedarnos más tiempo del previsto en algunas estaciones, dedicar "días libres " a recorridos personales que, puestos después en común, invitaban a ser seguidos, en ocasiones modificados, por el resto del grupo.

Fue necesario- y lo continúa siendo- leer, informarse, consultar guías y relatos de viajeros que ya habían pasado antes o que realizaban simultáneamente la andadura. La contratación de guías que nos ayudasen en nuestro proceso fue un paso más en la constatación de que los logros satisfactorios en la práctica están en relación directa con la evolución de nuestros conocimientos teóricos.

¿Qué entendemos por proyectos de trabajo?

Un proyecto de trabajo puede partir de una pregunta, un problema o un tema planteado y elegido libremente por los alumnos y tratado desde una perspectiva globalizadora, enmarcada en  la teoría constructivista del aprendizaje, refiriéndonos a globalización no en el sentido acumulativo o interdisciplinar, sino como una estructura psicológica de aprendizaje (Hernández, 1988; Hernández y Ventura , 1992).

Globalización es un término de dimensiones amplias (1) , utilizado profusamente en el ámbito pedagógico con diferentes acepciones y por tanto con implicaciones posteriores diversas, pero que de hecho va mucho más  allá del currículum  escolar..

Nuestra capacidad de globalización es la que nos permite establecer relaciones entre lo que estamos aprendiendo y aquello que sabemos y que conforma nuestro bagage cognitivo. Lo que nos permite descubrir en determinadas obras de arte o en cualquier otra manifestación del ser humano o de la naturaleza su lógica interna y relacionarla con nuestras experiencias anteriores , al tiempo  que experimentamos determinados sentimientos y emociones.

Es la capacidad de combinar los innumerables elementos que conforman nuestra experiencia y relacionarlos con los que constituyen un nuevo objeto de aprendizaje, estableciendo puntos de conexión que posibilitan nuevos enlaces posteriores , como si de una red tridimensional se tratara.

Avanzar en la comprensión del término globalización es avanzar en una determinada concepción del mundo y del saber y, en consecuencia, en la necesidad de reflexión continua sobre los sucesos y las relaciones que entre ellos se establecen, sobre las tomas de decisiones y sus implicaciones posteriores, sobre la necesidad de revisión de las estrategias utilizadas y la necesidad de su modificación o de la inclusión de otras nuevas. Es también avanzar en la consciencia de la importancia que para nuestro proceso cognitivo tienen las aportaciones de la sociedad en que vivimos y de las generaciones anteriores.

Todo ello sobrepasa las paredes de la escuela y ayuda a desvanecer las diferencias entre los términos "vida  escolar" y "vida real" que los profesionales de La enseñanza nos vemos obligados a utilizar tan a menudo.

El mar, por ejemplo

En el mes de septiembre, el grupo, que este curso será de cuarto, regresamos de vacaciones. Tamara y Carlos las han pasado junto al mar y nos traen a la clase un caparazón de erizo de mar, una estrella y una colección de conchas..., los demás que también hemos ido mucho a la playa nos interesamos bastante por ellas.

Se inicia así el proceso de elección de tema para nuestro Proyecto de Trabajo, el primero del curso, el sexto del grupo.

Aparecen 3 ó 4 temas pero rápidamente se polarizan las preferencias entre el mar y los osos polares.

Es importante que argumentemos el por qué de nuestras preferencias, y esto cuesta... así que le dedicamos más de 15 días... vimos una película sobre osos polares (José quería convencernos de que el Proyecto de Trabajo fuera sobre el tema que había propuesto y del cual nos había grabado una película que pusieron en televisión en vacaciones), leímos en el periódico que un alga tóxica procedente del norte del Mediterráneo había llegado a nuestras costas (Cristina encontraba así otro motivo para estudiar el mar...), Natán planteó un buen argumento para estudiar los osos polares "podríamos estudiar el polo norte que es donde ellos viven, igual que hicimos el año pasado para estudiar los pingüinos estudiamos la Antártida, y así ya sabríamos cosas del polo norte y del polo sur", Tánit sigue pensando que "es mejor estudiar el mar porque veremos cosas de los polos y de todo el mundo, porque mar hay por todo...".

Y así, durante estos días iniciamos un proceso en el que la argumentación y la negociación eran protagonistas principales. Nos planteamos, a partir de los intereses personales y de la experiencia de otros Proyecto de Trabajo, unos temas que se fueron perfilando a partir del debate basado en la argumentación. Para ello necesitamos establecer relaciones entre nuestros intereses y nuestras experiencias, los de cada uno y los del grupo; nos vemos obligados a darnos razones para dárselas a los demás, a buscar, a preguntar y a preguntarnos, estamos poniendo en marcha nuestro saber y estamos confrontándolo con el saber de los demás.

Finalmente decidimos optar por el mar, y dejar el polo norte y los osos polares para el segundo trimestre.

Comprobamos nuestros bagajes

Nuestro Proyecto de Trabajo está en marcha. En realidad nuestro viaje empezó ya hace días, pero ahora, una vez decidido nuestro destino, es cuando empieza la auténtica aventura. Querrían ponerse ya en ruta, pero aún es necesario organizar cosas antes de partir. En primer lugar, ¿qué sabemos sobre el mar? Es necesario tomar conciencia individual y de grupo de cuál es nuestra situación inicial, nuestro punto de partida, nuestras ideas previas.

En estos días ya hemos aprendido muchas cosas, e intentamos, individualmente, listar todo lo que sabemos y representarlo en un esquema.

La maestra recoge las ideas previas del grupo y cada uno nos situamos con respecto a ellas ("es lo que yo sé" "creo que no es cierto"...).

Estas serán el punto constante de referencia a lo largo de todo el proceso. ¿Cómo se modifican, amplían, justifican, rehacen, desmontan..., nuestras ideas iniciales en el transcurso del trabajo? Así a lo largo del recorrido nos transformaremos, las incidencias del camino nos modificarán progresivamente.

Organizamos nuestro viaje

Para ello antes de partir necesitamos clarificar lo que queremos saber. Nos planteamos interrogantes, dudas, temas sobre los que nos gustaría aprender o aprender más. Tenemos un listado de preguntas, unos intereses, pero es necesario buscar un punto de partida, profundizar en la creación de un conflicto sociocognitivo, motor del proceso de construcción del conocimiento.

La maestra, a partir de los intereses de los alumnos, de sus conocimientos sobre el tema y de los objetivos que se ha propuesto, plantea dos cuestiones al grupo:

 

A partir de estas preguntas y de las hipótesis que en torno a ellas se plantean, los alumnos en pequeño grupo elaboran un primer guión de trabajo. Estos guiones se exponen a la clase, se analizan en común, nuevamente argumentamos, damos razones, dialogamos, negociamos y, fruto de todo eso, elaboramos un guión inicial colectivo.

En todo este proceso la intervención de la maestra es muy importante, como experta en viajes similares plantea problemas al grupo, pero a veces aporta soluciones. (Por ejemplo, clasificar los elementos del mar fue bastante complicado: en los primeros guiones aparecían erizos, medusas, conchas, algas, animales...)

 

Las hipótesis en torno a si las conchas son o no animales son variadas, así que la maestra, en este caso, aporta la solución y el grupo decide poner animales en el guión. Así, el guión inicial tiene un apartado que se titula elementos del mar, donde estudiaremos los animales, los vegetales, las rocas, la arena y el agua del mar. Pero, ¿qué animales vamos a estudiar?, otra vez se nos plantea el problema anterior, "peces, medusas, ballenas, el pez espada, el tiburón..." "si ponemos peces ya basta, no importa poner pez espada, tiburón, anguila... porque si no no acabaríamos nunca".

(ver anexo al final de estas líneas: primer guión, guión inicial, índice final.)

Ya hace días que nos preocupamos de buscar información sobre el tema, hicimos unos carteles para que nuestros compañeros de otras clases supieran qué necesitábamos y poco a poco fuimos recogiendo libros, revistas, guías, un vídeo, cosas del mar... Y ahora, planificando el tiempo que le dedicaremos y un buen bagaje de información dispuesta en clase, vamos a partir en busca de la necesaria para llenar de contenido nuestro guión inicial.

Partimos... viajamos

Hasta este momento el proceso de negociación ha sido colectivo, cada uno de los miembros del grupo ha aportado según sus capacidades e intereses y ha recibido del mismo modo; la interacción ha sido posible gracias a la diversidad del grupo. El grado de conceptualización individual es diferente, pero es evidente que cada uno de nosotros tenemos muchas más cosas claras que al principio, hemos ido retomando nuestra evaluación inicial y la del grupo, hemos intentado reflexionar sobre nuestro propio aprendizaje a partir de la pregunta ¿cómo cambiarías ahora tu esquema inicial?, ¿qué estamos haciendo ahora?, ¿qué haces para aprender?

Estas preguntas irán apareciendo a lo largo de todo el trabajo como desencadenante del proceso de reflexión sobre eL propio aprendizaje.

Hemos decidido que, a partir de ahora, cada uno realizará el itinerario por su cuenta... y así iniciamos el tratamiento de la información que tenemos disponible (revistas, libros, enciclopedias, vídeos, una excursión a la playa que hemos programado en común todo el ciclo medio), se trata de ir elaborando la información para presentarla, esta vez en forma de dossier.

Con unos objetivos claros, el guión inicial y las preguntas que en torno a cada uno de sus apartados nos habíamos planteado, afrontamos el proceso de lectura de libros y revistas, resumimos, elaboramos la información, comentamos con los compañeros, realizamos experimentos, vemos algún vídeo... poco a poco, el conocimiento social, colectivo, se va haciendo individual y personal.

Según el tipo de información que tenemos realizamos su tratamiento, es diferente abordar la búsqueda de información en un texto escrito, en un vídeo o a partir de los materiales que recogimos en la playa: agua del mar, arena, restos de posidonias...

La diversidad se va materializando en los trabajos escritos de cada uno, los dossiers serán diferentes, en ellos cada uno manifiesta sus capacidades, sus preferencias, sus actitudes, su forma particular forma de abordar y dar solución a los interrogantes planteados. Mientras unos se extenderán mucho en el apartado de animales recogiendo y elaborando información sobre varias clases de peces, o sobre todos los mamíferos marinos, a otros les bastará con consultar un solo material y resumirlo. Algunos necesitarán consultarlo todo con su maestra, otros que ésta les vaya "animando" continuamente... pero nadie se queda en la estación, todos realizan el viaje, aunque cada uno siguiendo su propio itinerario, el que pueden realizar ayudados por un adulto o un compañero más capaz, el que se sitúa en su "zona de desarrollo próximo" (Vygotsky, 1979).

Durante el recorrido ha sido necesario pararse varias veces, encontrarnos todos, poner en común nuestras experiencias, nuestras dificultades,compartir los errores para aprender de ellos, aportar guías para continuar (así realizamos un guión en común para el estudio de los peces cuando vimos que, solos, podíamos perdernos), recoger nuevos elementos que iban apareciendo (la tragedia del mar Egeo aporta nuevos interrogantes al trabajo, ¿de dónde sale el petróleo?, ¿qué es?, ¿cómo se transporta?, ¿qué pasará ahora?...), decidir su inclusión o no...

Memoria de nuestro viaje: ¿aprendemos?

El contenido del dossier está a punto según la planificación efectuada, a partir de ahora debemos organizar toda la información recogida y elaborada. Así cada uno ordena la suya, pagina y realiza su propio índice. No serán todos iguales porque cada uno refleja itinerarios diferentes.

¿Cómo nos planteamos la evaluación?

A1 iniciar el proceso realizamos una evaluación inicial con la que tomamos conciencia de nuestro punto de partida (2). Durante el proceso procuramos ir estableciendo relaciones constantes entre lo que íbamos aprendiendo y lo que ya sabíamos, intentando modificar la secuencia de aprendizaje, nuestro itinerario, en interacción con el grupo. Pero una vez llegados al final nos planteamos echar una mirada retrospectiva, recordar lo que hemos vivido, tomar conciencia y memorizar para poder aplicar lo que hemos aprendido a sucesivos viajes, porque es seguro que ya nunca dejaremos de viajar, ya que "a partir de cierto punto no hay retorno posible.

Este es el punto al que hay que llegar"(Kafka).Así la primera pregunta es ¿qué crees que has aprendido con este Proyecto de Trabajo?, ¿qué has hecho para aprender?... A partir de lo que contestan los alumnos la maestra realiza una propuesta de evaluación final consistente en una prueba, explicitando los criterios que deben seguirse para elaborarla:

Todos pensamos preguntas para la prueba, la maestra y los alumnos; y decidimos que la prueba final consistirá en contestar las preguntas de la maestra, una propia y otra de un compañero.

Se intenta que las preguntas no hagan sólo referencia a conceptos sino también a procedimientos y actitudes, se trata de obtener información sobre la capacidad de los alumnos para aplicar el conocimiento obtenido a situaciones un poco diferentes a las que se nos han presentado a lo largo del trabajo.

Una vez pasada la prueba final, se devuelve con un comentario. Esta evaluación final formará parte también del dossier, al que ya sólo le falta elaborar la portada. Este es un momento especialmente importante, el dossier es la forma que el grupo ha elegido para guardar memoria de su viaje, para comunicar y comunicarse el itinerario recorrido. La portada será lo primero que se verá del dossier, pero lo último que realizamos, con ella pretendemos comunicar la esencia de nuestro viaje, a través de procedimientos de realización plástica que nos ayuden a expresar lo más acertadamente posible el contenido de lo que se hallará en el interior.

¿Cuál ha sido el papel de la maestra a lo largo del viaje?

Como dijimos antes, el de guía experimentado en viajes similares, pero que nunca antes había realizado éste, porque cada uno es irrepetible, y en éste ella ha aprendido también con sus alumnos. Durante todo el proceso se ha procurado:

Explicitar cuál será el hilo conductor del Proyecto de Trabajo y que ayudará al grupo a no perderse. Seleccionar los diferentes contenidos, conceptuales, procedimentales y actitudinales, que pretende que el grupo aprenda con el Proyecto de Trabajo. No perder de vista los objetivos y reformularlos si las circunstancias lo aconsejaban.

Ayudar a los alumnos a: explicitar sus ideas previas y a darse cuenta de su proceso de aprendizaje, a reflexionar sobre los procedimientos que utilizan, a organizar y planificar su trabajo, a seleccionar diferentes procedimientos en función de la actividad de que se trate, a evaluar la utilización de unos u otros... a ir construyendo estrategias de aprendizaje (3). Servir de modelo para la enseñanza de estrategias nuevas, explicitando las propias: ¿cómo elaboro yo un esquema conceptual?, ¿qué hago para extraer información de un texto escrito, cuando leo para aprender?...

 

Estamos en enero, hace frío, sabemos que en los Polos se acumula el 90% de las reservas de agua del mundo, que el agua del mar es más dulce junto a ellos, que los osos polares están protegidos, que a veces son asesinados, que los esquimales viven en el Polo Norte, pero ¿cómo pueden vivir las personas en un sitio donde hace tanto frío? Se ha iniciado un nuevo viaje.

El recorrido cambia al viajero

A la vuelta de algunos viajes nos damos cuenta de que algo ha cambiado en nosotros, fruto de las aportaciones de nuevas formas de entender la realidad, las experiencias vividas, los mecanismos que hemos tenido que poner en marcha para solventar las dificultades, las negociaciones que hemos tenido que establecer con nuestros compañeros...

¿Qué aportan, en este sentido, los Proyectos de Trabajo?

 

Hace tiempo elegimos ser viajeros, no turistas, y nuestro equipaje, en principio liviano, pero que todos ansiábamos bien repleto, lleno de todos los recursos, dotado para cualquier eventualidad, se ha ido construyendo y también modificando continuamente, a fuer de los imprevistos y de los errores. Y poco a poco estamos aprendiendo a viajar sin sobrepeso, todo lo más con algún buen libro, un poco de sentido común y los sentidos y el entendimiento prestos a la sorpresa y al intercambio con los otros viajeros que cada día encontramos en nuestro camino.

 

Anexo

 

El mar

 

Primer guión elaborado por un grupo

1) Las personas y el mar

 los barcos

 la pesca

 el petróleo

2) La contaminación del mar

3) ¿Qué hay en el mar?

 Peces

 Tiburones

 Medusas

 Conchas

 Ballenas

 Algas

 Rocas y minerales

Guión inicial elaborado colectiva

1) Elementos del mar

 Animales

 Vegetales

 Rocas y Arena

 Agua

2) Aprovechamiento humano

 La pesca

 El petróleo

 Los minerales

3) El transporte por mar

4) Situación de mares y océanos

5) Origen del mar

Indice final

A) Mares y Océanos

 Localización

 Origen

B) Elementos de los ecosistemas

 Animales

 Vegetales

 Rocas y arena

 El agua del mar

C) Aprovechamiento humano

 Pesca

 Petróleo

 Sal

 Ocio y deportes

 La contaminación del mar

D) El mar, medio de comunicación

Notas

(1)Ver en este mismo número de SIGNOS el artículo de Antonio Zabala, sobre el tema.

(2) Carbonell, L. y Mases, M., "E1 proceso de enseñanza y aprendizaje". Cuadernos de Pedagogía, 185.

(3) Nisbet, J. y Shucksmith, J. (1987). Estrategias de aprendizaje, Madrid: Santillana-Aula XXI.

 

(* ) Maite Sbert y Dora Muñoz son profesoras del Colegio Público Es Pont (Palma de Mallorca).

 

Referencias bibliográficas

Hernández, F. (1988). "La globalización mediante proyectos de trabajo". Cuadernos de Pedagogía, 155. pp. 5459.

Hernández, F. y Ventura, M. (1992). La organización del currículum por proyectos de trabajo. El conocimiento es un calidoscopio. Barcelona: Graó.

Vygotsky, L. S. (1979). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Barcelona: Crítica.