Revista Candidus Año 1 - No.10 - Junio / Julio 2000

15 AÑOS DE CONSTANCIA POR LA AUTONOMIA DE LOS EDUCADORES VENEZOLANOS


XVI ENCUENTRO NACIONAL  DE EDUCADORES

Isla de Margarita – Nueva Esparta
Los participantes de los diferentes encuentros nacionales y regionales de educadores, conscientes de la necesidad de continuar fortaleciendo el intercambio de experiencias sobre el trabajo de aula, la reflexión colectiva sobre las prácticas pedagógicas y la elaboración de propuestas transformadoras que contribuyan al mejoramiento de los aprendizajes en los niños y jóvenes menos favorecidos socialmente; han iniciado el proceso preparatorio del XVI ENCUENTRO NACIONAL DE EDUCADORES, el cual consiste en un conjunto de jornadas de trabajo a escala municipal y regional que incluye: seminarios de análisis para la selección de ponencias que intervendrán en el evento, foros sobre experiencias escolares novedosas (Escuelas Integrales, Escuelas Bolivarianas, Escuelas activas, etc) y talleres sobre gestión escolar, evaluación cualitativa, proyectos pedagógicos y vinculación de la escuela con los programas locales de desarrollo integral.

            Estas actividades preparatorias se realizan bajo el tema central «LA TRANSFORMACION EDUCATIVA COMO EJE FUNDAMENTAL PARA LA CONSTRUCCION DEL NUEVO PROYECTO DE PAIS», el cual es motivo de análisis y debate a partir del mes de junio en centros educativos, organizaciones de la sociedad civil, colectivos pedagógicos, institutos de investigación y otras agrupaciones sociales interesadas en brindar aportes significativos para la conformación de la «DECLARACIÓN DE MARGARITA» a elaborarse en el evento nacional que se llevará a cabo desde el 25 hasta el 30 de septiembre en el estado Nueva Esparta. Los Comités Organizadores Regionales (COR), Los Comités Organizadores Locales (COL) y el Comité Nacional (CON), han establecido la necesidad de profundizar la discusión sobre esa temática a través de un foro central dentro del evento anual, para el cual se aspira contar con la presencia de tres prominentes pedagogos como son: los profesores Jesús Rosas Marcano, Arnaldo Esté y el Padre Luis Ugalde, quienes están en condiciones de aportar elementos para que los educadores de base tengan la oportunidad de confrontar sus experiencias cotidianas con enfoques y puntos de vista diversos en los campos de la investigación, del trabajo didáctico y de la producción de un pensamiento educativo de carácter venezolanista, que sin despreciar la teoría universal adquiera un perfil autóctono.

            En este contexto de debate, análisis e intercambio preparatorio, las comisiones organizadoras han decidido que el XVI ENCUENTRO NACIONAL DE EDUCADORES sea dedicado al Maestro LUIS BELTRAN PRIETO FIGUEROA, cuyo pensamiento debe ser revitalizado, ya que su vigencia no ha sido suficientemente valorizada en los planes y programas curriculares hasta ahora implementados. El movimiento pedagógico de los ENE piensa que el mejor homenaje y reconocimiento que se puede hacer a ese insigne maestro es el de contextualizar sus ideas al presente y de seguir su ejemplo como testimonio de ética profesional y de compromiso irrenunciable con las nuevas generaciones. Liberando su nombre y su obra de los anquisolados discursos protocolares con que las élites intelectuales y el poder han pretendido el pensamiento dignificador y emancipador del Doctor Luis Beltrán Prieto Figueroa.

            Entonces, al hablar de un homenaje al Maestro Prieto, se plantea dedicar un esfuerzo productivo para generar ideas que enriquezcan el pensamiento educativo nacional a través de mesas de trabajo donde se discutan los siguientes aspectos:

•           La formación permanente del docente y el perfil requerido para el hecho pedagógico venezolano.

•           El proyecto educativo nacional.

•           El movimiento pedagógico para la contemporaneidad.

•           Caracterización de la descentralización y del cambio en la administración educativa.

•           Gestión escolar participativa, proceso de supervisión en el marco de la democratización y de la construcción de redes sociales y escolares para la toma de decisiones.

•           Reforma curricular y el proceso de evaluación.

•           Calidad de vida del docente, ética profesional y nuevas formas de organización del magisterio.

•           Democratización en la elaboración de la nueva Ley de Educación y del régimen legal del ejercicio de la profesión docente.

•           Experiencias en educación popular (desarrollo local, organización comunitaria, trabajo social, promoción sociocultural, alfabetización, comunicación alternativa, entre otras) y educación extraescolar (programas no convencionales, niños de la calle, etc.).

•           Experiencias en la gestación de una nueva escuela venezolana (escuelas integrales, escuelas activas, escuelas productivas, escuelas comunitarias, escuelas bolivarianas, etc.)

•           Educación ambiental.

•           Educación especial.

•           Educación preescolar.

•           Educación Física.

•           La educación estética como dimensión fundamental en la educación integral.

•           Enseñanza de la lectura y de la escritura.

•           Enseñanza de las ciencias naturales, sociales y matemáticas.

•           Perspectivas de la educación técnica.

            Es importante resaltar que los intercambios, debates y proposiciones que ocurran a partir de estas mesas de trabajo, constituyen iniciativas y productos de un conjunto de educadores que anualmente se convocan en forma voluntaria, que durante más de quince años se han venido reuniendo, libres de toda intervención por parte de gremios «locheros», de falsos líderes partidistas, del estado o de otro ente de poder interesado en utilizar el proceso para fines proselitistas o sectarios. Este voluntariado, comprometido con su labor e identificado con su profesión, durante década y media ha asumido los costos de transporte, alojamiento, comida, inscripción y funcionamiento del evento. Lo cual demuestra que existe un sector de educadores capaces de asumir la construcción de nuevas formas organizativas, más allá de los enfoques tradicionales basados en la dependencia paternalista y en el burocratismo representativista.

Esta característica de los participantes en los encuentros de educadores, ha permitido enfrentar con éxito múltiples dificultades, pero a la vez, ha sido el punto de partida para comenzar a plantear la necesidad de la construcción de un movimiento pedagógico autónomo, que postule la investigación emancipadora a partir de la reflexión hecha sobre la práctica escolar.

            Sin embargo, el fortalecimiento de este proceso inédito de organización del magisterio, donde la diversidad se exprese a través de la potencialización de redes de intercambio de experiencias, de análisis colectivo de la práctica y de apoyo mútuo, depende de la existencia de un equipo nacional con dedicación exclusiva que cuente con recursos suficientes para la promoción, la capacitación y el funcionamiento. Por lo que se hace necesario comenzar a pensar en una estrategia de institucionalización y de captación de recursos en función de la dinamización de este noble esfuerzo que durante quince años ha permanecido consecuente al propósito de dignificación integral del docente venezolano.

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG