Revista Candidus No.16 - Julio/Agosto 2001

Coordinadores: Elsy Medina / Juan Manzano K. empieza@telcel.net.ve

 

PROMOCION DE LA LECTURA CUATRO ASPECTOS BASICO

 

Antes de iniciar nuestra acostumbrada columna, queremos hacer especial invitación a  nuestros maestros, profesores, y a todos aquellos que trabajan en esta loable actividad de la enseñanza, para que participen en Las II Jornadas internas de Investigación de la Maestría en Lectura y Escritura del Área estudios de postgrado de la Universidad de Carabobo. Estas jornadas se realizarán los días 19 y 20 de julio en la Galería Universitaria Braulio Salazar. Tienen como propósito exponer al público asistente las últimas líneas de investigación desarrolladas por nuestros tesistas,  en lo que se refiere a lectura y escritura. Contamos con la intervención del Prof. Luis Fernando Macías de la Universidad de Antioquia y la Prof. Norma Odreman directora de Proyectos Educativos.

Continuando con uno de nuestros objetivos, promoción de la lectura, en esta oportunidad le ofrecemos cuatro aspectos vinculados directamente al acto de leer. La profesora Elsy Medina ha venido trabajando durante cuatro años consecutivos la comprensión de la lectura, por ello seleccionamos cuatro puntos breves, pero esenciales, para que los maestros pongan en práctica y obtengan resultados positivos en la enseñanza de la lectura, como actividad fundamental del ser humano: Lector independiente o lector eficaz, objetivos de la lectura, inferencia como estrategia para comprender la lectura, tríada de la lectura.

Promoción de la lectura implica además del binomio maestro - alumno, cuatro (4) aspectos que estoy segura conocen y habrán puesto en práctica. Mi tarea ha sido sistematizarlo, una vez trabajado en diferentes aulas, con diferentes alumnos, pero siempre con el mismo objetivo: Promover la lectura en el aula como una dimensión básica y fundamental que permita avizorar las posibilidades de la lectura como una actividad del entendimiento humano.

            Estos aspectos no terminan aquí, ellos forman parte de la pasión que siento día a día de investigar y profundizar esta fuente inagotable del saber.

I.-             LECTOR INDEPENDIENTE O LECTOR EFICAZ

            Comenzaremos preguntando ¿Qué es un lector? y/o cuándo ¿Somos lectores?.

            Dar tal definición es algo complejo. Por ello daremos un vistazo a los “Derechos imprescriptibles del lector” de Daniel Pennac, éste nos ayudará en la aproximación que requiere  la interpelación al lector que inicia este artículo.  Lo que se pretende es dejarle  muchas dudas y quizás  conflictuarlos.

            Se considera lector toda persona que sienta la experiencia de saborear los colores que nos brindan la palabra escrita. ¡Sí! Saborear los colores de la palabra escrita, es decir, percibir a través de los sentidos y del cerebro lo que otra persona desea dar a conocer una vez que utiliza el discurso escrito.

            Cuando escribimos: un artículo, una novela, un texto: científico, cultural, de entretenimiento; un chiste, un libro, una oración, una frase, un párrafo una poesía, un verso, o una canción, se  corre el riesgo de emitir información, ideas o pensamientos -según sea el caso- y que además de correr algún riesgo lo más probable es que sea sometido a un juicio de cualquier magnitud.  Y esa persona que hace el juicio, también corre un riesgo, el de dar un significado no sólo a lo escrito, sino a lo que comenzó a correr por su mente, por su cerebro, por su piel; después de esto quizás se pueda llamar ¿Lector?.

            Ahora, lector independiente o eficaz, es aquel que tiene la capacidad de abordar un texto escrito y confiere un significado sólo con ayuda de sus ideas y las escritas por el autor, además ese abordaje implica “navegar” cualquier texto con una intención definida muchas veces por el mismo lector.  No es una imposición. Se trata de seleccionar aquello que permita saborear los múltiples colores de la palabra escrita.

            Saborear los múltiples colores de la palabra escrita, es poder establecer relación, analogía, correlación entre las ideas encontradas en un texto escrito. Comprender y entender lo leído, otorgar un sentido y un significado.  Es incorporar lo leído a sus conocimientos y de esta manera acrecentar su criterio y forma de ver el mundo.  Todo esto dentro de un ambiente acogedor, confortable y en especial con el gusto de adquirir el saber y tener el poder de manejar información en un mundo tan competitivo como el que nos rodea hoy.

            Y es que un lector independiente va al texto solo, navega solo y al sumergirse se siente acompañado...

            Un lector eficaz comprende, analiza, interpreta, critica y disfruta del texto escrito.

            Un lector eficaz adapta la  comprensión lectora al tipo de texto que lee y a la intención u objetivo con que lo lee.

A continuación se transcriben textualmente:

Derechos imprescriptibles del lector

1.         El derecho a no leer

2.         El derecho a saltarse páginas

3.         El derecho a no terminar un libro

4.         El derecho a releer

5.         El derecho a leer cualquier cosa

6.         El derecho al bovarismo

7.         El derecho a leer en cualquier parte

8.         El derecho a picotear

9.         El derecho a leer en voz alta       

10.       El derecho a callarnos

II.- OBJETIVOS DE LA LECTURA

            Como  maestro es primordial comprender que el proceso de lectura está presente en cada uno de nuestros actos, si tomamos en cuenta al igual que en cualquier otra actividad, al leer, es imprescriptible que el que realice tal actividad tenga un “objetivo”,  éste aportaría grandes ventajas: hoy a nuestros estudiantes y mañana a nuestros lectores independientes. Leer no tiene distinción de asignaturas, materias, ni ciencias, el “objetivo” siempre va a formar parte de esta trascendental actividad.

El maestro de hoy debe tomar en cuenta las experiencias pasadas y mostrar un abanico de alternativas diferentes, entre ellas, ofrecer al alumno una explicación, aunque sea breve, de las ventajas que le aportaría “leer” el material impreso que se le está asignando.

            ¿Cómo sería esa explicación?  Ofrecer al alumno una introducción a la lectura y narrar de una manera sencilla y a grandes rasgos el tema sobre el cual se basa el material.  ¡Claro¡  Esto significa que el maestro debe conocer dicho material lo cual sin duda redundará en una excelente publicidad para despertar la avidez en el futuro lector. Amigo maestro, la idea es seducir al alumno hacia el acto de leer.

            Cada lector tiene intereses individuales que reflejan sus necesidades.  Los educandos tienen intereses comunes, pero también hay temas que son de preferencia individual.  El docente debe saber aprovechar las inquietudes individuales y colectivas de los estudiantes, despertar nuevos gustos y ampliar la gama de temas por los que éstos se inclinan.

            “Los objetivos de la lectura” determinan cómo se sitúa un lector ante ella y cómo controla la consecución de dicho objetivo, es decir, la comprensión del texto. Brown (1984) citado por I. Solé. Isabel Solé plantea que los “objetivos” pueden ser muy variados y habrá tantos “objetivos” como lectores en diferentes situaciones y momentos.

*          Leer para obtener información precisa

*          Leer para seguir unas instrucciones

*          Leer para obtener una información de carácter general

*          Leer para aprender

*          Leer para revisar un escrito propio

*          Leer por placer

*          Leer para comunicar un texto a un auditorio

*          Leer para practicar la lectura en voz alta

*          Leer para dar cuenta de que se ha comprendido

III.- INFERENCIA COMO ESTRATEGIA PARA COMPRENDER LA LECTURA

            Son las actividades que realizan nuestras estructuras cognoscitivas, esta actividad consiste en estructurar, armar, organizar la información que brinda un texto.   Se activa lo nuevo conocido y lo ya conocido.  Nuestros conocimientos previos se unen, asocian, integran para establecer un vínculo, un ENLACE.  Es una estrategia para alcanzar la comprensión.

            Está relacionada y estrechamente vinculada a la comprensión porque va más allá de lo que está explícito en el texto, es el resultado de nuestra interpretación, del nuevo significado que le otorguemos al texto.

            La inferencia es el trabajo mental que hace un lector a partir de un texto dado  para producir una idea renovada, es decir, se toma en cuenta la idea explícita y se le da prioridad a la implícita. ¿Por qué darle prioridad a la implícita? Porque es allí donde nuestros alumnos elaboran sus ideas, y son éstas las que el maestro debe orientar.

            La inferencia tiene dos funciones:

1.             Establece un contexto para las frases, oraciones. Esto facilita la comprenci[on de la lectura. Porque permite completar la información visual con la no visual.

2.                  Provee al lector un marco para procesar la información en forma lógica o cronoñógica lo que le permite interpretar las secuencias de un texto.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Dewey, J. (1989). ¿Cómo pensamos?. Buenos

Aires: Paidós.

González, J. (1991). El papel de la inferencia en la comprensión de textos.   

En A. Puente (Comp.), Comprensión de la lectura y acción docente.Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez. (pp.123).

Pennac, D. (1997). Como una novela. Colombia: Editorial Normal.        

Solé, I.(1998).Estrategias de lectura. Barcelona: Universidad de Barcelona.

GRAFICO No. 2

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG