LA ANIMACIÓN LECTORA EN LA EDUCACIÓN INFANTIL:  UN PLACER COMPARTIDO

 

Nieves Faubel, Isabel Mª Gallardo Fernández y Mercedes Mingo Gabriel

 

 

Partiendo del entusiasmo compartido por la literatura infantil, las autoras de este trabajo pretenden explicitar lo que ellas entienden por animación a la lectura en Educación Infantil, reflexionando sobre los distintos aspectos que consideran a tener en cuenta a la hora de animar a leer y ofreciendo algunas estrategias utilizadas habitualmente en las aulas y que han conseguido motivar, "enganchar" a los niños y niñas en la aventura de leer.

 

Animar a la lectura en Educación Infantil es relativamente sencillo por parte de los maestros y maestras de esta Etapa y extremadamente agradecido por los pequeños, basta ver sus caras expectantes cuando escuchan las palabras mágicas que abren paso a la historia: "Erase una vez"..."Había una vez”; .... "Os voy a contar la historia que ha sido escrita en este libro."..... En esos momentos, ellos y nosotros comenzamos a vivenciar, y a sentir historias que no son las nuestras, pero que nos hacen gozar, imaginar y compartir.

Si de vez en cuando, antes, durante o después de la narración/lectura compartida introducimos juegos anticipatorios, fórmulas de participación en la narración/lectura, y actividades de recreación podremos vincular la lectura a experiencias placenteras, atractivas y significativas que hagan desear el libro y la literatura oral, aunque, por supuesto, no siempre es necesaria toda esta parafernalia lúdica preparatoria. Esto dependerá del contexto donde nos encontremos, de la motivación de nuestro alumnado y de los objetivos que pretendamos.

La lectura puede llegar a ser un hábito saludable, personal y transferible cuando queremos compartir con los demás nuestras lecturas; pero

esto será más tarde y dependerá en buena medida de la pasión y el entusiasmo que el maestro le ponga.

En la Etapa de Educación Infantil, es fundamentalmente un acto compartido, con sus compañeros, maestros y familia, puesto que se crea un vínculo afectivo entre el adulto que explica o lee el relato y el niño que escucha.

 

¿Qué entendemos por Animación a la Lectura?

 

Se ha definido la animación a la lectura como el conjunto de recursos y estrategias que facilitan el acercamiento de los niños y niñas a los libros de imaginación y a la literatura oral de un modo lúdico y placentero.

Consecuentemente, la inclusión del objetivo de fomentar el hábito lector en la escuela infantil abre un amplio abanico de actividades que van más allá de la ya instituida, hermosa y clásica "hora del cuento", y requiere de una previa formación y sistematización por parte del profesorado.

Sistematización desde el punto de vista de programación en el aula, de preparación de las sesiones de animación a la lectura y de diseño de un Plan Lector de la Etapa Infantil que contemple todas las intervenciones (objetivos del Rincón de la Biblioteca, sistema de préstamo, participación de las familia, periodicidad, etc.). A pesar de que "Existen días de lluvia, de excitación, de depresión colectiva .... Días en los que es maravilloso olvidarse de las pautas curriculares, la corrección política y las programaciones y contar el cuento más absurdo y memorable que se nos ocurra en el momento" (1).

 

Objetivos de la Animación a la Lectura

 

Partiendo pues de estas premisas, ¿Qué objetivos pretendemos en la Educación Infantil cuando trabajamos la Animación a la Lectura?

• Disfrutar con la lectura y la narración de cuentos populares y libros de animación.

• Desarrollar el hábito lector.

• Descubrir la diversidad de los libros y sus posibilidades lúdicas, estéticas, expresivas, recreadoras, creativas, etc.

• Aprender con la lectura: vivenciar  otros mundos y realidades.

• Afianzar el proceso de madurez (el acto de leer implica a todas las dimensiones personales: inteligencia, voluntad, fantasía y sentimientos).

• Fomentar la sensibilidad, la afectividad y el gusto estético.

• Transmitir valores positivos (solidaridad, estima a la naturaleza, respeto a los demás,..).

• Compartir las experiencias lectoras y tener la oportunidad de transmitir sus sentimientos.

• Difundir la literatura oral y escrita en las diversas lenguas del Estado Español, en el caso de las comunidades autónomas bilingües.

• Distinguir entre los géneros literarios: narrativa (cuento) y poesía.

• Identificar el título, personajes y tema, autor o autora, ilustradora o ilustrador.

 

A la hora de animar a leer tendremos en cuenta: el alumnado, la familia

o el ámbito familiar, los libros y la rica tradición oral de los cuentos populares, la institución escolar y el profesorado como dinamizador.

 

• Un alumnado predispuesto, de entrada, a descubrir, a meterse en las historias, a identificarse con los personajes, a emocionarse y a sentir. La lectura despierta su imaginación y su fantasía, pues pone en contacto a los niños y niñas con otros mundos y situaciones reales o inventadas, ampliando sus experiencias y dando un marco de referencias culturales.

• La familia o el ámbito familiar, tiene un papel fundamental: actúa como modelo lector, generando actitudes de estima o de indiferencia hacia los libros, a la cultura impresa en general, así como de la funcionalidad del libro como un bien de consumo cotidiano y necesario; facilita un espacio fisico: para leer y para guardar los libros de su propia biblioteca personal y un tiempo para lectura individual y compartida con algunos de los miembros de la misma de forma que la lectura devenga en una afición personal. Sus primeras intervenciones están relacionadas con las narraciones orales de los primeros años y más tarde, con la lectura de cuentos escritos comprados o prestados por el colegio o la biblioteca municipal. Si bien es cierto que cada vez más relega muchas de estas competencias a la escuela.

• Los libros y la rica tradición oral de los cuentos populares: afortunadamente, contamos con un mercado editorial suficiente, amplio y variado como para poder elegir entre diferentes temas, autores, ilustradores, formatos, presupuestos, etc.

• La institución escolar tiene competencia para determinar los contenidos, objetivos, estrategias, metodología‑ que intervienen en la formación de hábitos lectores; pone en contacto al alumnado con el libro, en cuanto a cantidad, variedad y calidad y transmite actitudes de valoración del libro y del lector.

El alumnado será más receptivo a la lectura en función de las experiencias placenteras relacionadas con las lecturas que le ofrezca la escuela. Especialmente permite socializar y compartir las lecturas con los otros, teniendo en cuenta que en estas edades la comunicación es vital, porque es una forma de revivir sus historias, emociones y sensaciones. Las situaciones de aprendizaje que fomenten la socialización y la participación tanto individual como en grupo son especialmente adecuadas para iniciar y consolidar procesos cognitivos importantes que conllevan fa adquisición de la propia identidad y la apropiación del medio físico y social. Por otra parte, la escuela también ofrece instrumentos de codificación y decodificación y comprensión del lenguaje escrito y, con la lectura usamos de forma funcional la escritura, mejoramos nuestra comprensión y hallamos modelos para nuestras propias producciones.

 

El profesorado como animador, que va mezclando imaginativamente todos estos ingredientes. Trabajar en equipo, rentabilizando y enriqueciendo los recursos; informarse/formarse teóricamente sobre técnicas y estrategias de animación lectora; y especialmente, disfrutar personalmente con las lecturas que seleccione, son funciones que debe asumir el docente a la hora de iniciar con los niños y niñas el camino de descubrimiento de la literatura oral y escrita e ir afianzando su hábito lector.

 

Un espacio para animar a la lectura: el Rincón de la Biblioteca

 

El Rincón de la Biblioteca es el espacio físico donde tienen la oportunidad de leer, compartir con los otros y de poner en juego las estrategias y conocimientos previos que tienen sobre el tema de forma autónoma, ejercitando su papel de usuarios de la biblioteca de aula y de respeto a las Normas establecidas para su uso. En líneas generales, la biblioteca de aula debería cumplir las siguientes funciones: fomentar el hábito de la lectura, el uso de los recursos de información y los hábitos de higiene y comportamiento en la biblioteca.

En el Rincón de la Biblioteca estarán los registros de préstamos de libros para casa. Nosotras, utilizamos sencillos modelos adaptados a cada uno de los cursos del 2° ciclo de Educación Infantil para que sean los propios niños, de forma cada vez más autónoma, los que registren sus lecturas; es un modo de usar funcionalmente la escritura.(MODELO 1).

Las sesiones de animación lectora de gran grupo, se realizan en el propio Rincón (si lo permiten sus dimensiones) o en la alfombra; los niños y niñas deben acostumbrarse a usar este espacio porque supone un cambio de ambiente y porque es ahí donde están los libros, dónde pueden encontrar las historias impresas de los relatos que cuentan los adultos y dónde pueden realizar actividades relacionadas con el placer y la información que generan los libros. En el rincón de la biblioteca contamos con la ayuda de "LA MASCOTA". Se trata de "adoptar" un personaje que sirve de referencia en el rincón; él nos aporta cuentos, nos escucha si le contamos cuentos; le hacemos dibujos; le escribimos cuentos; lo vestimos; lo podemos llevar a casa los fines de semana para que no esté sólo; etc.

Nosotras, hemos utilizado un oso grande de peluche. El proceso de "adopción" fue el siguiente: al organizar el Rincón de la Biblioteca apareció, una buena mañana, un oso rosa en el expositor de libros; inmediatamente, se abrió un turno de preguntas y respuestas: ¿Qué hace aquí? ¿Cómo se llama?... hasta que un niño descubrió que tenía la tripa plana y un velcro'' por detrás que permitía abrirle la barriga dejando al descubierto un libro que se "había comido"; a partir de entonces nuestro oso, que para entonces ya tenía nombre de pila, fue trayéndonos un libro tras otro.

Como mascota nos pueden servir todo tipo de muñecos de peluche grandes, muñecas de trapo, muñecos guarda‑pijamas, etc, por ejemplo: en un colegio, crearon distintas mascotas en fieltro según la estación del año: un muñeco de nieve, una castañera, una mariposa, flor o mariquita etc.

Nosotras en el rincón de la biblioteca tenemos un panel de corcho donde se van colocando los dibujos que un niño o niña (por turno) realiza del cuento presentado. Al final del mes o trimestre se dedica una sesión (evaluación) a recordar los cuentos contados, a explicar cuáles nos han gustado más, cómo se llamaban los personajes, ...etc. y se elige el preferido por la clase, se le da el aplausito correspondiente y se le pone una medalla. Ésta, es una actividad paralela a las sesiones de animación lectora

 

Podríamos distinguir cuatro momentos en la animación a la lectura:

 

• PREVIOS: Hace referencia a la organización de cada una de las sesiones de animación lectora: selección de textos y relatos; objetivos que pretendemos en la sesión; espacio y tiempo en la programación del aula; materiales que vamos a precisar; etc.

• ANTES DE LA LECTURA: Fase de motivación. Su finalidad es crear

expectación, ganas de conocer el libro, disfrutar, jugar y anticiparse a la lectura.

• PRESENTACIÓN/ LECTURA: A continuación se suele presentar el libro, se observa por fuera, se habla del título, de la ilustración de la cubierta, de quién lo ha escrito, dibujado,... La simple observación de las cubiertas abre paso a un amplio repertorio de actividades.

Después se lee /narra el libro y se pueden incluir algunas estrategias que permiten mantener la atención y la participación del grupo-clase en la lectura. A continuación el libro pasa al Rincón de la Biblioteca. Se puede aprovechar este momento para llamar la atención sobre otros libros que tratan temáticas similares, o de un mismo personaje, etc. Se registra en el Libro de Registros del Aula: Libro de los libros (2) y ya está listo para el préstamo y la lectura individual o compartida en el aula.

• POSTERIORES: En ocasiones, es interesante, pero no imprescindible, plantear algún tipo de actividad motivadora y atractiva después de la presentación del libro o relato. Hemos de tener en cuenta que no se trata de averiguar si han comprendido al "dedillo" la historia o de hacer veinte mil fichas al respecto de tal forma que al final se pierda la referencia del libro y el encanto inmediato.

Se trata de aprovechar el libro leido como recurso y estímulo expresivo; como fuente de juego o simplemente como la historia significativa y deseada que al niño y a la niña le apetece releer y remirar en el Rincón de la Biblioteca o en su casa, con su familia.

A la hora de programar las sesiones de animación lectora a nosotras nos ha sido muy útil seguir un pequeño guión o esquema para preparar la animación (CUADRO 1).

 

Estrategias

 

La descripción de estrategias o técnicas apropiadas para las aulas de Infantil se han agrupado en tres grandes apartados: antes, durante y después de la lectura. Todas ellas se han descrito a grandes rasgos, puesto que el listado pormenorizado sería interminable: cada libro, cada grupo de niños y niñas sugiere unos modos y formas para animarlo.

 

Antes de la lectura:

 

Tendríamos todo un bloque de recursos previos cuya finalidad es despertar expectativas, la curiosidad y el deseo por conocer un libro o un personaje que nos va a visitar para relatarnos su historia y presentar ciertos libros. Para este momento nos es de gran utilidad todo tipo de "contenedores" que encierren libros, pistas, cartas, objetos:

• cajas‑regalo;

• bolsas de tela;

• sobres gigantes o diminutos;

• cajitas de madera, cestas, maletas;

etc;

 

ESQUEMA DE UNA SESIÓN DE ANIMACIÓN LECTORA

 

I . TITULO DE LA ACTIVIDAD. Sintetiza o indica algunas de las  actividades a desarrollar.

2. FICHA BIBLIOGRÁFICA DEL LIBRO/S

Ficha bibliográfica del libro o libros que vamos a animar.

3. OBJETIVOS

Se fijan los objetivos a conseguir en la sesión, teniendo en cuenta que el fundamental es el fomento de la lectura y el placer de leer.

4. TIEMPO

Cálculo del tiempo que costará su desarrollo.

5. DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD.

Se describen las distintas fases o momentos por los que transcurrirá la sesión: antes, durante y después de la lectura.

6. MATERIAL

Se describe y adjunta el mate ría¡ que vamos a precisar.

Cuadro 1

 

.

 

TÍTULO:

¿Donde está la mariquita?

 

TEXTO BASE: VILLARUBIAS, P.: ¿Dónde está la mariquita? Edit. Juventud, Barcelona

 

OBJETIVOS:

‑ Favorecer la maduración psicomotora.

- Interpretar un texto con imágenes.

 

TIEMPO: Una hora.

 

DESARROLLO:

1. Esconder previamente en el aula una mariquita de cartulina.

2. Contar a los niños que se ha perdido un animalito en la clase y que hemos de buscarlo, pero que primero debemos adivinar de quién se trata. Para ello leeremos la adivinanza; una vez la resuelvan buscarán por la clase la mariquita con el juego de "frío, templado y caliente".

3. Una vez localizada, se presentan a los personajes del cuento: Tina y Ton y entre todos, se va creando la historia.

4. Termina la sesión, modelando cada uno una mariquita de plastilina y jugando a esconderla por el cuerpo según las órdenes que va dando primero la profesora y luego cada niño (" la mariquita en la cabeza, encima del hombro,... ").

MATERIAL:

Mariquita de cartulina, posters de Tina y Ton y plastilina roja y negra.

Cuadro 2: Ejemplo de animación lectora. 

 


DESDE EL PAÍS EL MAIMÉS OS ENVIAMOS ESTA CARTA PARA HACEROS SABER QUE ESTAMOS LLEGANDO A VUESTRA ESCUELA.

 

QUEREMOS EXPLICAROS QUE NO HEMOS LLEGADO DEL TODO PORQUE UNA NUBE NOS QUERÍA ENREDAR, Y POR POCO NOS HACE CAER EN EL LAGO EMBRUJADO DONDE ESTABA EL BARCO DE PINOCHO QUE SE IBA A RESCATAR A PULGARCITO QUE ESTABA PRISIONERO DE CAPERUCITA ROJA EN LA CASITA  CHOCOLATE DONDE VIVÍA EL LOBO FEROZ

 

DESPUÉS DE ESCAPAR DE ESTE ENREDO, BLANCANIEVES HA DICHO DÓNDE ESTABA VUESTRO COLEGIO, Y AHORA YA SABEMOS QUE ESTAMOS EN EL BUEN CAMINO. PERO MIENTRAS LLEGAMOS, PODEÍS IR ABRIENDO ESTOS REGALOS QUE OS HEMOS ENVIADO.

 

ESPERAMOS QUE ADIVINEÍS DE QUE SE TRATA.

 

HASTA PRONTO. MUCHOS BESOS PARA TODOS Y TODAS:

 

LOS ENREDADORES  DE CUENTOS

 

PAÍS DEL NAIMÉS

 

Modelo 2

 

 

 

Cualquier objeto nos puede servir, sólo hay que mirar en el trastero y ponerle cariño, imaginación y ........

Se pueden utilizar todo tipo de pistas:

- Huellas del protagonista de un libro que van recorriendo los pasillos hasta el lugar de la presentación del libro;

- Cartas anónimas anunciando su llegada;

- Personas disfrazadas o conocidas (el cartero, el conserje, otros profesores) que traen mensajes y libros, etc.

 

Como ejemplo, adjuntamos la carta que envían los "Embolicadores de los cuentos" (MODELO II) previa a la presentación de los escenarios de madera que representan una casita de cuento, un bosque y un castillo Recurso del CEFIRE de Godella (Valencia).

 

Otra actividad: El Cocolibro o "Cocollibre" ( Jordi García Vilar, 1987,CEP de Godella, Programa de Animación a la lectura) es un personaje creado para potenciar el Rincón de la Biblioteca y fomentar los hábitos básicos en estas edades: "Amar los libros y cuidarlos"; "Llevar las manos limpias cuando los leemos" y "Estar en silencio o leer en voz baja para no molestar a los demás" (Modelo III, IV, V).

Previa a la visita del Cocolibro, llega a la clase una carta anónima dónde se indica que un personaje desconocido y muy juguetón va a visitar el colegio y les pide que jueguen con él a detectives.

Cada día llegan dos pistas gigantes con textos cortos y muy sencillos que van indicando sus características:

"Soy de color verde";

"Vivo tanto en la tierra como en el agua”;

"Mi piel es dura y tiene escamas" ;

"Tengo patas anchas y cortas';

"Mi cola es largo y acabada en punta";

"Tengo una boca llena de dientes"

acompañados de dibujos al respecto. Con la última pista, los niños y niñas dibujan el personaje que creen que es e incluso le ponen un nombre imaginario.


El Cocolibro llega a la clase, cuenta su historia, lleva sus libros preferidos y entrega a la clase unos dibujos con las Normas básicas del Rincón de la Biblioteca.

La fuerza del personaje viene avalada por un proyecto que viene desarrollándose más de once años en las escuelas del ámbito de actuación del CEFIRE de Godella y que provocó la publicación de su historia.

 

Objetos de un cuento que se pierden:

 

Se trata de esconder algunos objetos ( por ejemplo, el ratoncito de peluche de Alex ) o dibujos de ilustraciones por la clase u otras dependencias y pedir al alumnado que nos ayude a encontrarlos para así contar la historia. Para localizarlos podemos utilizar el popular juego "frío‑tibio‑caliente".

 

Ambientación de la clase o del Rincón de la Biblioteca:

 

Con elementos que hacen referencia al contenido de un libro. Se trata de sorprender a los niños y niñas con una decoración o con unos objetos que no son los usuales: imaginemos por un momento que queremos presentar el cuento "Tim en la luna" (FATUS, Sophie, Tim en la luna, Barcelona: Destino, 1.998) y cuando llegan los niños a la clase se encuentran el estante expositor del Rincón de la Biblioteca tapado por una enorme luna llena.

 

Presentación previa del protagonista o protagonistas del cuento:

 

Se confecciona una lámina grande con el personaje y su nombre y se entabla un diálogo con los niños y niñas para intentar definirlo entre todos: cómo va vestido, qué puede hacer, qué le va a pasar en el libro, etc.

 

Actividades con las cubiertas:

 

Emisión de hipótesis sobre el contenido del libro observando la ilustración y comentando el título; incluso se puede tapar el título con una tira de papel e inventar entre todos un título.

Una actividad bastante divertida es hacer unos sobres grandes y meter, cortado en tres, cuatro o cinco piezas (según la dificultad que deseemos) el dibujo que aparece en la cubierta del libro a presentar. Cada "puzzle" estará en colores distintos y habrán tantas piezas como alumnos. Se reparten los trocitos, se juntan los niños y niñas que tienen el mismo color y componen la cubierta .

 

 

TÍTULO:

Viene Papá Noel

 

TEXTO BASE: DENOU, V.: Teo es Navidad. Timun Mas.

 

OBJETIVOS:

‑ Presentar el libro como un regalo.

‑ Ejercitar la atención.

‑ Poner en práctica el sentido del tacto.

‑ Dialogar y descrubrir constumbres y objetos típicos de Navidad.

 

TIEMPO: Media hora.

 

DESARROLLO:

1 . En un saco de tela se meten distintos objetos relacionados con la Navidad (Espumillón, bolitas, figuras del Belén, etc), algunas de las cuales aparecen en el texto. Asimismo puede meterse un gran calcetín con una golosina de regalo para cada niño y el libro envuelto en papel de regalo para el Rincón de la Biblioteca.

2. Se presenta el saco de Papá Noel. Los niños y niñas, con los ojos tapados, van cogiendo un objeto del saco y tratarán de adivinar de qué se trata. A su vez, el maestro va dialogando con los niños sobre estos objetos: ¿Dónde suelen estar? ¿para que se utilizan? ....

3. Se cuenta el cuento Teo es Navidad y se abre el libro de regalo para la clase.

4. Cada niño se hace una campanilla de Navidad. Ella puede dar pie a breves juegos psicomotores, o a cantar un villancico.

 

MATERIAL:

Saco de Papá Noel, objetos diversos típicos de Navidad y cartulina con el

dibujo de una campanilla.

Cuadro 2: Ejemplo de animación lectora.

 

Los niños‑cuento:

 

Se ilustra o escribe un cuento en dos cartulinas del tamaño del niño/adulto al que se lo vayamos a colocar (la medida será del hombro a los tobillos), se unen con dos cintas y ya están listas para colocarselas. El cuento se presenta en el aula de infantil para contarse, aburrido de estar encerrado en la biblioteca.

 

Albunes gigantes:

 

 Se confeccionan con hojas de tamaño din A3 o cartulina con dibujos de un personaje que protagoniza una colección de libros. Por ejemplo, el álbum de “Vive las aventuras del ratoncito Alex” o “La rateta Marieta”

 

Entresacar elementos de los cuentos para vivenciar mejor los mismos

 

El hecho de que puedan “tocar” objetos reales o dibujados que aparecen en los cuentos permite vivenciar mejor el cuento que vamos a contar. 

 Podríamos citar, por ejemplo, algunas estrategias que hemos utilizado:

• Una cesta con manzanas para contar  el cuento de Blancanieves.

• Un lazo grande de raso para presentar el cuento de La ratita presumida.

• Un saco de Papá Noel para contar e  cuento de Teo, es navidad, etc.... ....

 

Programa de Animación ala lectura MALETA DE CLAC

 CEP Godella  lFP Valencia  Educación infantil

SESIÓN DE ANIMACIÓN LECTORA

VAMOS A INVESTIGAR CON EL TOPO

TEXTO

HOLZAWARTH, Wernew y ERLBRUCH, Wolf El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza Edit Altea, Madrid, 1991.

OBJETIVOS:

Disfrutar con la lectura y animar a la lectura posterior del libro.

Facilitar la puesta en práctica de estrategias de formulación de hipótesis e investigación

Desarrollar la capacidad de atención, comprensión y observación

Estimular la capacidad de creación.

DESARROLLO:

1. Antes de mostrar el libro podemos presentar varias situaciones de partida puede estar envuelto en un papel de regalo y al abrirlo procurar que caigan al suelo los excrementos o bien inventarnos una historia que explique su presencia ( por ejemplo, podemos contar que queríamos leer ese libro y que al ir a cogerlo del asiento del coche o del cajón de la mesa han aparecido unas cosas marrones que no sabemos que son. )

2. Repartimos las cartulinas marrones a los niños y niñas y tratamos de pensar entre todos lo que serán: las podemos tocar, poner lejos y cerca de nuestra vista, colocarla en varias posiciones, olerlas.. . Se abre un turno de participación: cada uno dice lo que cree que es.

3. A continuación enseñamos la portada del libro. Identificamos al personaje del cuento, leemos el título. En este punto ya es probable que nos indiquen que efectivamente es una mierda.. ¿pero de quién?

4 Narramos el cuento mostrando las ilustraciones del mismo. Hay una pregunta y una respuesta que se repiten a lo largo del cuento "¿Has sido tú el / la que se ha hecho esto en mi cabeza?. ¿Yo ? Ni hablar... Yo eso lo hago así " y que podemos usar como apoyatura de la narración del cuento, los oyentes la pronuncian en voz alta

s. Tras la narración del cuento, podemos plantearnos una dramatización del mismo, usando las cartulinas marrones colocándolas en la cabeza como si fueran el topo.

MATERIAL NECESARIO

Fotocopias del excremento en cartulinas marrón plastificadas. (Se incluyen 25)

Modelo VI.

 

Presentamos algunos ejemplos:

 

LA RATITA PRESUMIDA:

Para introducir este cuento hemos utilizado una caja de cartón que en la tapa tiene una silueta transparente y deja ver lo que hay en el interior. Dentro de esta caja hemos puesto una moneda de un país extranjero, o moneda antigua (para que no la identifiquen)

Un día sacamos con mucho cuidado la caja y se la enseñamos, les decimos que es una moneda y que igual que esa moneda es la que encontró un día la protagonista de un cuento, ¿sabeis quién era?, pues vamos a conocer su historia .... E introducimos el cuento .... Después de contarlo podemos hacer

otras actividades.

 

CAPERUCITA ROJA:

Se puede preparar una cesta de mimbre (puede ser pequeña) con un tarrito de cristal con miel y pastelito, se cubre con un trozo de tela y se deja en un lugar de la clase para que el alumnado al entrar pueda verla. Cuando alguien descubre la cesta, le preguntamos que cree que podrá contener, van haciendo anticipaciones y la profesora va haciendo preguntas hasta que nos dicen de quién es esa cesta, que contiene, etc. Una vez que ya sabemos quién es la protagonista del cuento empezamos a contarlo, podemos utilizar muñecos de guiñol con los personajes, o podemos coger el cuento de la biblioteca si antes no lo ha hecho algún alumno/a y empezar a leerlo.

 

Dibujar algún elemento aislado del libro:

Se trata de jugar a anticipar ¿qué es? ¿a quién puede pertenecer? En este sentido diseñamos la animación lectora del libro El topo que quería saber quien se había hecho aquello en su cabeza (MODELO VI).

 

Dibujar y plastificar personajes de un conjunto de libros que queremos trabajar durante una quincena:

Se reparten los personajes, y se colocan los libros encima de una mesa con las cubiertas hacia arriba; los niños y niñas deben localizar el libro a que pertenecen. Una vez localizados, se comentan y se ponen en el expositor.

A lo largo de la quincena se pueden realizar actividades a partir de estos dibujos: por ejemplo, calcarlos, reseguirlos, inventar cuentos, etc.

El último día, deben recordar el título del cuento al que pertenece cada personaje. Este recurso nos ha funcionado muy bien con libros que tienen como protagonistas a animales.

Estos elementos permiten captar la atención del auditorio momentos antes de comenzar la historia; es un recurso bastante utilizado por los cuenta‑cuentos: "¿Qué os pensáis que hay en esta bolsita?: no, no son caramelos sino piedrecitas mágicas que llevaba un pobre pastor que  conocí..... en  y que me contó que.....  "

 

Estrategias durante la lectura:

En la etapa de Educación Infantil nos planteamos pocas actividades durante la lectura puesto que lo que más nos interesa es centrar la atención en el relato y en esos momentos se trata de que exista un buen nivel de concentración y atención por parte de los receptores. Por tanto, será conveniente valorar el nivel de motivación que muestren los alumnos y alumnas.

Fundamentalmente, los recursos deberemos buscarlos en nosotros mismos como narradores, en nuestra capacidad de comunicación y memorización del relato, en la modulación de la voz, en el lenguaje gestual y en los silencios.

Podemos buscar la apoyatura en las ilustraciones del libro, dibujos ampliados de las ilustraciones, transparencias o proyecciones con diapositivas o usar el proyector de opacos si leemos un texto.

 

Las marionetas y títeres tambien son un buen recurso.

En ocasiones se plantea el problema de que si el libro es de formato muy pequeño y el grupo numeroso, se suelen plantear interrupciones del alumnado indicando que no lo pueden ver bien; en estos casos es mejor no intentar mostrarles el cuento y dejar luego un tiempo para que lo puedan mirar en pequeño grupo.

También es interesante controlar la disposición del grupo y el narrador. La disposición más habitual es la de los niños sentados en semicírculo y el narrador sentado, un poco más elevado que el auditorio, para que su cara y torso queden bien visibles y la voz llegue con claridad. Los niños y niñas deben sentirse cómodos, para evitar interrupciones innecesarias.

Una disposición que nos parece muy novedosa es la que se aporta en el texto de Estrategias lectoras... (3) dónde plantea una actividad denominada "Lecturas en el tren": los niños forman un tren y cantan una canción, cada vez que llegan a una estación imaginaria, se sientan en fila en el suelo y la maestra de pie cuenta un trocito de la historia, realizando sucesivas paradas hasta que el relato está contado.

No obstante, hay cuentos orales y libros que permiten participar en el relato más que con otros. Nos referimos a álbunes ilustrados, libros sin texto y a aquellos que utilizan fórmulas que se repiten constantemente o que tienen secuencias acumulativas. Así podemos dar pie a que los niños y niñas puedan ayudarnos a avanzar en la historia. Un ejemplo muy sencillo sería el cuento de La ratita presumida:

"Ratita, ratita ¿Te quieres casar conmigo?

¿Y que harás por la noche?": Se puede dividir la clase en varios grupos que adoptan la voz de distintos personajes y van repitiendo las preguntas y respuestas o les asignamos distintos gestos o sonidos cada vez que aparece un personaje.

 

Otro recurso sería el de dibujar diferentes elementos y personajes:

Se plastifican y se les pone un palito. Repartirlos entre los niños y niñas y cada vez que intervienen en el relato tienen que levantar la silueta.

 

Estrategias posteriores a la lectura:

Como ya indicábamos anteriormente, se trata de aprovechar la motivación creada por el relato como recurso expresivo para potenciar su imaginación y creatividad en otros formas de expresión:

Actividades escritoras relacionadas con los libros contados:

- Producción de textos propios.

- Diferenciación de las cubiertas ( título, autores)

- Desarrollo del cuento.

El libro trabajado actua como modelo, del que podemos tomar algunos personajes, situaciones, ilustraciones, textos; es decir, jugamos a recrearlo.

Muy relacionados con la actividades siguientes tendríamos un amplio abanico de resoluciones plásticas a la hora de dar un formato a nuestros propios cuentos.

Podemos plantearnos:

- libros colectivos,

- por parejas,

- el construir cuentos dadas las ilustraciones trabajando el orden temporal de las acciones,

- gigantes,

- diminutos,

- silueteados, etc.

Evidentemente, este campo daría pie a otro capítulo de reflexión y de aportación de recursos que no corresponde al objetivo de esta colaboración

 

Actividades plásticas:

- Dibujar, ilustrar frases de cuentos, cubiertas,...

- Realizar en plastilina objetos y personajes de cuentos,...

- Buscar modelos para ilustraciones.

- Murales sobre los cuentos contados.

 

Actividades dramáticas:

- Representar un cuento 

- Recitación de pequeños textos poéticos.

 

Actividades musicales.

- Memorizar y cantar canciones o pequeños dichos que dicen algunos personajes, y acompañar con diferentes ritmos, palmas, etc.

- Inventar una pequeña canción con una música conocida sobre un cuento.

Al respecto, recordamos una letrilla que inventaron los niños y niñas de una pequeña escuela rural sobre un cuento de brujas bajo el estribillo popular de "Tengo una muñeca vestida de azul":


"Vino una brujita

vestida de azul,

con su escobita

a pegarme a mí.

Le abrí la puerta

Y un susto me dió,

Pero yo contento

Le dije adiós.

 

 

Presentamos la animación del cuento "El flautista de Hamelín'', experiencia llevada a cabo en el C.P. Antonio García Lopez de Valencia con alumnado de 4 años.

Este cuento lo presentamos con la ayuda de una niña que toca la flauta travesera. Como en el colegio en clase de música tocan alguna vez la flauta o ellos tienen en su casa preferimos que nuestro flautista tocara la flauta travesera.

Cuando todos estabamos en clase de pronto oímos una melodía y vimos que alguien entraba en clase, era Rut tocando la flauta. Nos quedamos oyendola hasta que terminó la canción y nos saludamos. Yo les pregunté si les había gustado y les dije que Rut sabía muchas canciones y algunas de ellas fueron las que un personaje de un cuento tocaba muchas veces. No fue necesario decirles el título, enseguida lo dijeron ellos y ellas.

Además de su música Rut nos habia traído algo más: una bolsa roja, como un saquito y llevaba algo dentro .... Llevaba "monedas". Eran las que prometían darle a la persona que acabara con la plaga de ratas.

Ya teníamos dos cosas muy importantes de ese cuento: la flauta y las monedas de oro. Entonces, cogí el cuento y empecé a contarlo, cada vez que el flautista tenía que tocar escuchabamos la flauta y así hasta terminar el cuento.

Se eligieron tres músicas diferentes:

1° cuando el flautista llega al pueblo y se va

2° para llevarse a las ratas y

3° para llevarse a los niños y niñas.

Una vez leido el cuento se fue dramatizando. Por turnos todos fueron ratas, niños y niñas y papas y mamás, y algunos hicieron de alcalde/alcaldesa. El flautista siempre fue Rut.

Terminado el cuento repartimos las monedas de oro (chocolate) y nos las comimos.

Una vez hecha la representación hicieron un dibujo de la escena del cuento que más les había gustado porque querían hacerle un regalo a Rut. Fue una actividad muy positiva y enriquecedora, que despertó interes, ilusión ... y este acontecimiento dio que hablar en la clase durante bastante tiempo.

 

OTRAS ACTIVIDADES A REALIZAR EN EL AULA:

• Actividades de escucha de cuentos grabados

En el Rincón de la Biblioteca puede haber un cassette y cintas de cassette con cuentos grabados y el libro correspondiente para un uso individual. El sistema que utilizamos, si no se trata de cassettes comerciales, es la de grabar nuestros propios cuentos y poner la carátula de la cubierta en la caja del cassette para facilitar su localización.

Respecto a los cuentos grabados para la escucha en gran grupo, encierra bastantes dificultades en la práctica puesto que es difícil mantener durante tanto tiempo la atención del alumnado dado que no tienen más apoyatura que el sonido; una estrategia podría ser la de escucharlo por secuencias/momentos haciendo repetidas pausas.

 

• Visonado de videos de cuentos

Existen en el mercado gran variedad de peliculas, animadas o no, basadas en libros de literatura infantil. Hay que ser bastante rigurosos a la hora de seleccionarlas y atender a: criterios de calidad de imagen, sonido, argumento, lenguaje y duración.

En cualquier caso, hay que hacer siempre referencia al libro que ha servido de guión o al cuento tradicional en que se han basado.

 

• Cuentos multimedia y en Internet.

Son nuevos soportes de comunicación que podemos ir introduciendo en la escuela si tenemos la suerte de tener ordenadores en las aulas.

Si bien el mercado aún no es muy amplio podemos encontrar algunos ejemplos válidos para estas primeras edades como es el caso de la colección "Contes multimédia" de la editorial La Galera, ha adaptado cuentos populares al formato electrónico como "Lo rateta que escombrava l´escatela''; "El gegant del pi”; "El lleó i el ratoli" cuyos disquettes se venden con el libro impreso.

Si queremos aprovechar los recursos que nos ofrece la Red, podemos visitar estas direcciones útiles:

Xarxa Telemática Educativa de la Generalitat de Catalunya. Http:/pie. xtec.es

Sección infantil y juvenil de la Internet Public Library. Http://www.ipl.org/ youth/

Sobre folklore y cuentos populares: http://www.jellico.com/doker/fairy

Para leer y jugar con cuentos: http:// www.ika.com/cuentos

 

¡NO SOLO LAS MAESTRAS CUENTAN CUENTOS!

Aunque somos los profesores-tutores los que normalmente contamos los relatos y preparamos las sesiones de animación lectora, es muy enriquecedor que los niños y niñas tengan la oportunidad de escuchar a otras personas: encontrarán otros modelos lingüísticos, otras formas de contar historias y especialmente, cuando se trata de personas ajenas al profesorado, vincularán el placer de leer a otros ámbitos no escolares. Es decir, que el placer por la lectura y la narración oral es un hecho social compartido por todos y crea vínculos afectivos entre el narrador y el oyente.

Los niños y niñas cuentan cuentos: Lo eligen de entre los de su casa o de la propia biblioteca de aula. Si bien no hay un turno preestablecido, la única norma es que tienen prioridad los que nunca han contado un cuento. Entraña a veces la dificultad de expresión oral y la falta de atención del grupo cuando el narrador se dispersa en el contenido; pero es un entrenamiento progresivo; es útil ir ayudándoles con un guión de exposición (por ejemplo, siempre hay que decir primero cómo se titula y quienes lo protagonizan, o sugerirles formas fijas para comenzar y terminar los cuentos) y reservar un tiempo entre la maestra y el niño para preparar la presentación.

Una experiencia muy bonita llevada a cabo durante el curso 97‑98 en el C.P. Luis Guarner (Valencia) en el aula de Infantil de 5 años fue la siguiente:

La maestra tuvo una reunión previa con los padres y madres de los niños para explicarles que cada semana un niño contaría a los demás un cuento que previamente se habría preparado con sus papás en casa. Les sugirió algunas posibilidades para realizar la presentación y se pusieron todos de acuerdo en las fechas. El día de antes de la presentación del libro, se ponía un gran cartel con el nombre del niño y el título del cuento que iba a contar; cuando llegaban por la mañana se les entregaba a cada uno una entrada (tipo cine) con estos mismos datos.

Las profesoras valoraron esta actividad de modo positivo puesto que implicó a la familia, los niños memorizaban los cuentos previamente y eran capaces de contarlos con más fluidez, se sentían importantes y protagonistas, y desde el punto de vista de la animación la mayor parte de las familias se esforzaron por apoyar el relato de sus hijos con otros elementos como dibujos grandes del cuento que iban a contar, objetos para regalar a la clase relacionados con el argumento ( por ejemplo, una niña contó el cuento de "los siete cabritillas y el lobo" y al terminar el relato, repartió a cada niño una pequeño saquito de harina donde estaba escrita la palabra ''Farina'') y murales troquelados, entre otros recursos.

 

Otras personas nos cuentan cuentos:

Padres, madres, abuelos, abuelas, otros maestros, alumnado de cursos superiores, animadores culturales, los bibliotecarios municipales, cuenta‑cuentos profesionales,  Una fórmula de canalizar la participación de la familia en la escuela, es precisamente a través de su implicación directa en la "Hora del cuento". Las rondas de cuenta‑cuentos son bastante usuales en la celebración de Semanas Culturales de los centros, pero lo ideal es que esta participación puntual y esporádica se sistematice a lo largo del curso y cualquier miembro de la familia pueda entrar en el aula. En ocasiones, requiere un trabajo previo con los padres y madres, que a veces necesitan sentirse seguros y apoyados por nosotros.

 

¿QUE CUENTO CONTAMOS HOY?

A la hora de leerles/ contarles un cuento el maestro o maestra puede

elegirlo de la biblioteca del aula o bien que cada día lo elija un niño o niña de la clase. Para acordarnos de los que hemos leído haremos un listado con los títulos de los cuentos.

A veces ocurre que desean oír un cuento ya contado, "todo el mundo sabe que a los niños les encanta hacerse repetir la misma historia infinidad de veces" (BRUNO MUNARI). De esta manera el alumnado puede anticipar lo que va a ocurrir.

A la vez que anotamos el titulo escribimos el nombre de la persona que lo ha elegido, también la fecha en la que lo leemos y esto nos sirve para reflexionar sobre varios aspectos: las oportunidades que les damos a los niños y niñas de que elijan los libros y la cantidad y variedad de cuentos que les leemos/contamos a nuestro alumnado.

Pero también los niños y niñas y la profesora pueden traer cuentos de casa para ello reservaremos un lugar en el aula y los iremos leyendo por el orden en que los van trayendo. No se trata de leerlos todos en un día. Como estos cuentos se los vuelven a llevar a casa para recordar los que hemos contado hacemos una fotocopia de la portada y el niño o niña que ha traído el cuento escribe su nombre. Con todas las portadas formamos un libro que pasara a la biblioteca del aula. Este es un libro que les gusta mirar y remirar y que genera situaciones de dialogo, recuerdan el cuento, quien lo trajo, si les gustó, si ellos lo tienen en casa...etc.

En nuestras clases, nosotras también llevamos libros de cuando éramos pequeñas, a los niños les gusta y se quedan un tanto sorprendidos. Les contamos por que nos gustaba ese cuento, quien nos lo compró, quien nos lo contaba .... Les decimos que han de tratarlo con mucho cuidado ya que es un libro antiguo y se rompe con facilidad. Nos fijamos en el color del papel,

 en como huele,  y al final se pone la fotocopia de la portada en el libro que vamos confeccionando y la maestra pone su nombre.

En resumen, animar a la lectura en la Etapa de Educación Infantil abre muchas vías de comunicación con los niños y las niñas, sus familias y el mundo de los libros. Como decíamos al principio, entendemos la Animación a la Lectura siempre como una actividad que nos permite compartir experiencias placenteras con los otros a través de la palabra oral y escrita y que también nos "engancha" como profesionales puesto que dispara nuestra imaginación a la hora de diseñar estrategias y seleccionar los textos orales o escritos que deseamos compartir con esos otros, con nuestros niño y niñas, que se inician en la magia de la literatura infantil.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

A.A.V.V. (1991): Estrategias lectoras. Juegos que animan a leer. Alcoi (Alacant): Ed. Marfil

BRYANT, SARA (1987): El arte de contar cuentos. Barcelona: itsmo

CASAS, LOLI y CENTELLAS, J. (1988): Yo llegeixo, Barcelona: Ed. Pirene

Subtitulado como "Una experiencia de biblioteca d´aula a Cicle Mitja''. También está en castellano.

COL.LECTIU DE LITERATURA INFANTIL I JUVENIL D´ELX: De la animación a la lectura y otras confusiones. Edit. Compás.

COLOMER, TERESA (1998): La formació del lector literari. Barcelona: Barcanova

DOMENECH, C.; MARTÍN, N.; DELGADO, Mª C. (1984): Animación a la lectura ¿Cuántos cuentos cuentas tú? Madrid: Popular

FABREGAT, ANTONIO MANUEL (1993): El encuentro gozoso con los libros. Madrid: Edit. Cincel

FLUYA, JOSEP ANTONI (1995): Jocs i estratégies d'animació a la lectura. Valencia: Consellería d'Educació i Ciencia.

GARCIA, C. Í LLUCH, GEMA (1990): Teoria ¡ práctica al voltant de la literatura per a infants i joves Valencia: Generalitat Valenciana

GARCIA VILLAR, J. (1992): Cododril Cocolibro. Valencia: Edicions de la Guerra.

EQUIPO PEONZA (1995): ABCdario de la Animación Lectora. Madrid: A.E.A.L.I:F./ Ministerio de Cultura

PELEGRIN ANA: La aventura de oír. Barcelona: Nova Terra

PENNAC, DANIEL (1993): Como una novela. Barcelona: Anagrama

PISANTY, VALENTINA (1995): Cómo se lee un cuento popular. Barcelona: Paidós

RUEDA, RAFAEL (1995): La biblioteca de aula infantil. El cuento y la poesía. Madrid: Narcea

RUEDA, RAFAEL (1994): Recrear la lectura. Actividades para perder el miedo a la lectura. Madrid: Narcea

SANZ MARCO, CARLOS (1990): Literatura infantil. Cuatro propuestas escolares. Godella (Valencia): Edetania

SARTO, MONSERRAT (1984): La animación a la lectura. Madrid: S.M..

SOLIVA, MARTA y GIL, ROSA: "Rincones para aprender a leer". AULA DE INNOVACION EDUCATIVA

ZAPATA LERGA, PABLO (1995): "Cómo hacer lectores en el aula". CLIJ