TRABAJANDO CON LA PRENSA: MATERIALES PARA EL ARCHIVO

 

VV.AA.*

 

En esta colaboración sus autores exponen las posibilidades y potencialida­des que el uso de la prensa en la escuela, que no debe quedar reducida a una actividad ocasional y aislada, tiene para comprender la realidad que rodea a la niña y al niño.

 

En el ámbito educativo la prensa ha venido utilizándose desde hace tiempo por bastantes profesionales de la educación como un instrumento muy válido para el conocimiento y aproximación, no sólo del presente sino también del pasado. Pero, pro­fundizando se observa que la utiliza­ción de la prensa en las aulas se reali­za frecuentemente de forma ocasional y generalmente no coordinada con el resto de las actividades.

En el área de las Ciencias Sociales supone una auténtica alternativa de estudio, que adquiere máxima impor­tancia en los contenidos del curricu­lum en los niveles superiores de la Enseñanza Obligatoria. Se trata de olvidarnos “un poco” de los plantea­mientos metodológicos basados en el libro de texto para confeccionar los temas dentro de la propia aula con los datos que aportan los medios de comunicación.

En un primer momento, el papel de la prensa es el de un sugestivo medio didáctico que aporta gran can­tidad de material documental relacio­nado con temas de actualidad. Este planteamiento desemboca en la ela­boración de diversos trabajos y activi­dades escolares que no tienen conti­nuidad ni cohesión con el resto del curriculum.

El trabajo con la prensa puede orientarse en otros sentidos. Para bastantes profesionales, el estudio con la prensa puede convertirse en un fin que conlleve una planificación estructurada y sistematizada. Es en este sentido en el que la prensa tiene un papel destacado en el marco del nuevo currículo de la Reforma Educa­tiva, más relevante aún en el área de Ciencias Sociales.

Así, el convenio firmado hace unos años entre el Ministerio de Edu­cación y Ciencia y la Asociación de Editores de Diarios es imprescindible en el cumplimiento de los objetivos del Programa Prensa‑Escuela en el que el Ministerio da prioridad “a la utilización de la prensa en el aula como instrumento de aprendizaje de los alumnos en una línea de adapta­ción al medio, conocimiento de la realidad circundante y fomento del espíritu crítico, la convivencia y el plu­ralismo”.

Para el cumplimiento de estos objetivos algunos periódicos contri­buyen de forma especial con el trata­miento de la información que permite a los alumnos y alumnas un fácil acce­so a la misma.

La actividad con la prensa en las aulas no se limita a la lectura de la misma y al recorte y clasificación de noticias.

Los trabajos con la prensa admi­ten sugerencias que pueden llegar a ser motivadoras e incluso divertidas. Basta con familiarizar a los alumnos con las secciones que puedan resultar de una mejor comprensión para ir ampliando sucesivamente al resto del periódico la atención.

Si a lo anterior se añade que tam­bién admite una utilización creativa, no se puede poner en duda la necesi­dad de que la prensa entre en la escuela de forma definitiva.

 

MATERIALES PARA EL ARCHIVO

 

Al enfrentarse los alumnos y alumnas con una noticia de prensa relativa a un tema concreto surgen gran cantidad de dificultades difíciles de resolver por ellos mismos. El pro­fesor da respuesta a las preguntas planteadas de forma exclusivamente verbal adoptando los alumnos una actitud pasiva y receptiva.

Ante esta situación surge la nece­sidad para los profesores de contar, en la propia clase, con unos materia­les que en un determinado momento sirva a sus alumnos no sólo de con­sulta sino también de fuente docu­mental para la elaboración de fichas, cuadernillos, etc.

La falta de estos materiales ela­borados que ayudan a los alumnos a una mejor comprensión de la noticia, ha movido a un equipo de profesores a su realización, centrándose en un primer momento en los países de América Latina. Se abordan aspectos concretos que de forma clara y conci­sa permiten a los alumnos “entrar en materia”.

Las fichas elaboradas pasan a for­mar parte del Archivo de Documen­tos de Ciencias Sociales que contiene además otros recursos: recorte de prensa clasificados, diapositivas, bibliografías y vídeos.

Este archivo constituye el autén­tico motor de las clases de Ciencias Sociales porque realiza diversas fun­ciones. A veces sirve de motivación para un tema concreto o de fuente de consulta e incluso en las puestas en común para ampliar y reforzar opinio­nes. Es por esto que desde esta pers­pectiva metodológica se abre una vía a la generalización de estos archivos en nuestras aulas.

 

UNA PROPUESTA DE TRABAJO

 

Adentrarse en el trabajo de la prensa en el aula supone elegir entre variadas opciones de actividades que podrían ofrecerse. Esta elección depende de circunstancias muy diver­sas: edad de los alumnos y alumnas, homogeneidad en los niveles de los mismos, contacto que hayan tenido previamente con este material, posibi­lidades de flexibilizar el trabajo en clase, posibilidades de coordinación entre los profesores de las distintas materias (en el caso del Ciclo Supe­rior de EGB y la Secundaria), etc.

Por esto, aquí vamos a presentar un modelo de actividades que se aco­modarían a las características de una clase de Ciclo Superior o Secundaria para que la prensa no resulte absolu­tamente ajena: los resultados serían, obviamente, mejores si su nivel de formación fuese bastante parejo.

Digamos además, que para abor­dar esta propuesta el tema a elegir debe estar de actualidad (sería más difícil de desarrollar si se tratase de una noticia aislada), y con abundante información en la prensa a lo largo de unas semanas.

 

EL TEMA

 

La elección del tema puede surgir de uno de los debates sobre las noti­cias de prensa (si es que éstos son habituales) de un interés manifiesto de los chicos, de una propuesta del profesor, etc.

Tras un primer debate de la noti­cia o noticias que tengamos presen­tes, trataremos durante varios días de que los alumnos continúen la pista de aquéllas haciendo un seguimiento del asunto y acopio de información desde diversas fuentes.

 

ANÁLISIS DEL TEMA. PLANTEAMIENTO DE HIPÓTESIS

 

El diverso material que nos haya­mos procurado (que cada chico y chica ha ido comentando individual­mente y que tomará forma en cuader­nillos individuales o en murales para formar posteriormente un gran libro) vamos a ir tratándolo en sucesivos coloquios. Para nuestro ejemplo hemos elegido las “Elecciones en Cuba”.

Abordaremos aspectos de voca­bulario (con diversa profundidad según los niveles). Individualmente, cada alumno habrá realizado perso­nalmente una ficha sobre aquellos términos que le resulten desconoci­dos. Esas fichas pasarán, selecciona­das, al fichero de términos de clase. Así, “promesas electorales”, “vallas publicitarias”, “candidatos”, “distritos”, “comités de defensa de la revolución”, “parlamento”, “revolución”, “papeleta electoral”, etc. serán comentados, aclarados, contextualizados ...

Pasaremos a localizar geográfica­mente el lugar de los hechos.

Nos interesaremos por los grupos sociales implicados: el pueblo cubano, la clase política, partidos legales, grupos de la oposición, etc. En este proceso de clarificar los hechos, nos limitaremos a la informa­ción aparecida en los medios de comunicación.

Este debate inicial sobre las pri­meras informaciones permitirá situar­nos ante una panorámica mínimamen­te amplia de los hechos que están ocurriendo. Tras ello, y a lo largo del coloquio, aparecerán los diversos puntos de vista, opiniones, hipótesis (que el maestro debe explicitar, por­que en un principio pueden pasarles desapercibidas). En el siguiente paso verificaremos esas conjeturas.

Controlados los hechos, ubica­dos en su contexto geográfico, histó­rico y humano contemporáneos, bien que superficiales, pasaremos a pro­fundizar en cada uno de esos ámbitos en que los hechos se enmarcan y sitúan.

 

PROFUNDIZACIÓN Y AMPLIACIÓN

 

Es en este punto donde hay que acudir a un recurso imprescindible de cualquier clase de Ciencias Sociales. Geografía e Historia: el archivo de documentos. Sin extendernos en detalles de su estructura, pues no lo permiten las dimensiones de este trabajo, sí haremos una referencia a los materiales que hemos elaborado y que son el objeto de este breve artí­culo.

Puestos a la búsqueda de mate­riales, en el fichero de términos, el dé AMERICA LATINA y en el apartado de documentación, les mostrará nuestras “existencias” en folletos, artí­culos, libros, atlas, reportajes de revistas, vídeos y, entre ellos nuestra colección de fichas “ad hoc” de las que hablábamos más arriba. Entre estas colecciones, la referente a CUBA contiene:

‑ una ficha con datos generales (extensión, población, moneda, len­gua oficial, etc.).

‑ una con la división territorial.

‑ varias, clasificadas por aspectos, referidas a su Geografía Física.

‑ otra nos muestra su actual estructura política.

‑ una breve síntesis histórica.

‑ otras más sobre “economía”, “personajes” y una “historia reciente” que clasificará bastantes los aspectos que andábamos trabajando.

Este material, trabajado correc­tamente, nos permitirá mediante el procedimiento de la “casualidad múlti­ple” un cuidadoso análisis de las cau­sas de estos hechos. Sucesivos colo­quios servirán para ir poniendo en común los trabajos elaborados por cada grupo, las conclusiones a que se ha llegado y la confirmación o refuta­ción de nuestras hipótesis y cuestio­namiento iniciales.

Concluido todo este proceso, y atendiendo al interés de la temática, procederá presentar los materiales y desarrollar su contenido a otros cur­sos, niveles, a los padres, etc.