La televisión en Túnez y Marruecos

 

(3.667 palabras - 8 páginas)

 

Lic. Marga Babiano Alonso ©

Doctoranda en Periodismo - Facultad de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma de Barcelona

 

El primer intento de crear una televisión en Túnez fue en la época del protectorado a iniciativa del bey. El 30 de octubre de 1953, las autoridades tunecinas y el gobierno francés firman una convención. En 1956, Túnez consigue la independencia. A partir del 31 de marzo de 1957, el gobierno tunecino se encarga de la gestión, la explotación y el control de la radio. La Radio Televisión Francesa (RTF) cede todos los locales y terrenos.

Las primeras emisiones experimentales de la televisión tunecina se producen a partir del 7 de enero de 1966. Emiten una hora en árabe y otra en francés. El 31 de mayo del mismo año es inaugurada oficialmente por el presidente Habib Bourguiba.

Pero la primera vez que los tunecinos pudieron ver la televisión fue en 1960 a raíz de los juegos Olímpicos de Roma. Mohamed Masmoudi, secretario de estado de la Información firmó un acuerdo con la RAI. Un repetidor provisional fue instalado para permitir la retransmisión a Túnez vía el Haouaria en Cap Born de imágenes italianas. Se instalaron un centenar de receptores de televisión en los locales del Neo-Destour y en algunos cafés. Esta experiencia debía ser provisional, pero el repetidor continuó funcionando y la RAI se podía seguir viendo.

En años anteriores a la inauguración de la televisión tunecina había habido proyectos con la televisión francesa e italiana en la que formaban personal.

Mohamed Mzali, primer director general de la RTT, destacó el papel educativo y cultural de la televisión "la télèvision est devenue aujourd'hui, en particuler pour les pays du tiers monde , un instrument efficace de rélèvement du niveau de vie des citoyens" ( La Presse 7 enero 1966).

 

El estatuto de la RTT

Un primer proyecto había sido elaborado en 1957 con el objetivo de hacer de la RTT un establecimiento público de carácter industrial y comercial con autonomía financiera y personalidad civil. El bey promulga este decreto que instituye un monopolio de la radiodifusión sonoro y visual. Se crea un presupuesto anexo de la RTT asociado al presupuesto general del estado. La RTT se constituye como un servicio especializado del secretario de estado de Información. En el marco del monopolio la RTT está encargada de asegurar el servicio público de la radiodifusión y la televisión. Se trata de mi servicio público de emisión pero no de un monopolio de recepción. De hecho, la RAI se ve desde 1960 en una práctica tolerada por el gobierno tunecino.

El director de la RTT es nombrado por el primer ministro. Se crea un consejo de programas de radio y televisión que decide las líneas generales de la programación. Este consejo tiene carácter consultivo, lo que limita su acción.

La organización de la RTT responde más a criterios políticos que de gestión. No existe ningún organigrama oficial, cada director ha hecho el suyo. La preparación de un organigrama y su publicación en el Journal Officiel de la Republique Tunisienne ha sido una reivindicación constante de los trabajadores.

La RTT es administrada bajo la autoridad del secretario de estado de la Información por un director nombrado por decreto del consejo de ministros y asistido por un comité consultivo de programas. Éste no se creó hasta febrero de 1975, 18 años después del decreto de 1957.

La RTT estaba financiada por un presupuesto anexo al presupuesto general del estado y por una tasa por posesión de radio o televisión. Esta tasa suponía unos ingresos muy modestos. En 1976 es el 10'24% del presupuesto. En 1980 la ley de finanzas establece una contribución al presupuesto anexo de la RTT en el recibo de la electricidad.

En principio la legislación tunecina no había previsto ingresos por publicidad. En 1976 se hizo un sondeo y un censo de los anunciantes potenciales. El 43% de los anunciantes interrogados se mostraron favorables a la introducción de la publicidad en la RTT. En 1977 el Consejo Superior de la Información votó a favor de introducir la publicidad.

Estatuto de personal: El primero fue promulgado el 23 de diciembre de 1958 y el segundo el 5 de marzo de 1974. El primero estaba concebido sólo para la radio y no preveía los nuevos oficios televisivos. Se hacía un contrato anual equivalente a una remuneración por servicio y sin ofrecer ninguna garantía social. El decreto de 1974 reagrupa en una categoría única la del personal contractual perteneciente a un status particular de la RTT, los antiguos funcionarios de este mismo status particular, los contratados estatutarios y los contratados por televisión. Se produce una funcionarización del personal.

 

Programación

Desde 1966 hasta 1983 había una sola cadena de televisión que emitía seis horas aproximadamente. En principio, la programación cambiaba cada trimestre, pero en realidad había variaciones mínimas desde octubre a junio. De julio a septiembre la programación cambiaba con las vacaciones escolares.

Hay que destacar como una característica especial de los países árabes la programación del mes del ramadán que se hace con un cuidado especial. Se realizan esfuerzos excepcionales de producción. Los mejores programas se emiten ese mes: folletones, series y emisiones religiosas.

La televisión tunecina emite en francés y árabe pero se potencia especialmente el árabe, al que se le reserva la mejor franja horaria.

En su tesis doctoral, Rhida Najar analizó la programación de la RTT en 1976. Este estudio muestre que el 60% de las emisiones son en árabe y el 40% en francés. En esta época, la RTT produce el 45'62% de lo que emite. Importa el 54'26% de occidente el 41'94% y de los países árabes el 12'27%. De los programas infantiles, el 63'7% son en lengua francesa. Desde 1979 se realiza un gran esfuerzo para doblar al árabe los dibujos animados.

El 15% de la programación son informativos, seguido de series y folletones (12'5%). La producción de ficción tunecina es muy reducida. Resulta más barato comprar un programa de ficción que realizarlo.

 

Evolución de la televisión en Túnez

Entre los años 1966 y 1983, fecha en que empezó a emitir la segunda cadena de televisión tunecina, el público sólo podía elegir entre la cadena estatal y RAI 1. Esta cadena sólo se podía ver en Túnez capital y alrededores. En la televisión estatal se emitían muchos programas provenientes de la primera y la segunda televisión francesa.

Para la creación de la segunda cadena de la RTT hubo largas negociaciones con Francia. Ésta propuso la transmisión integral y sin control de los programas de Antenne 2. Túnez, sin embargo, prefería una cadena internacional con programas franceses y de otros países occidentales. Al final, la producción tunecina en lengua francesa en la segunda cadena se reducía a los informativos y algunas emisiones deportivas e infantiles.

Hay un acuerdo italiano-tunecino para extender la RAI1.

En 1989, la segunda cadena de televisión tunecina es sustituida por Antenne 2. Francia había reiterado en 1987 su propuesta de difundir por satélite una cadena francesa en directo y con una transmisión integral. Se llega a un principio de acuerdo en 1988 con el cambio político que supone la llegada al poder del presidente Ben Ali. Este acuerdo preveía asistencia francesa a la RTT, ayudas en equipos, en producción y en formación de personal. Las emisiones de Antenne 2 comenzaron en julio de 1989 con motivo de la visita a Túnez de François Mitterrand. En esta cadena, Túnez se reservaba dos horas de emisión que después fueron reducidas a 45 minutos para emitir su informativo. También se reservaba el derecho de intervenir en las emisiones de Antenne 2 en los casos que considerara conveniente. Esta cláusula ha sido utilizada a menudo.

En 1990 nació una nueva cadena, la cadena magrebí. Transmitía programas producidos en los países del Magreb. Tenía un tiempo de emisión muy limitado, de 20:45 a 23:30. Tuvo un principio brillante pero después entró en un punto muerto. Había falta de recursos y de coordinación. En 1992 perdió su connotación magrebí y pasó a ser la segunda cadena de la televisión nacional, llamándose Canal 2.

En 1990, la RTT se transforma en Establecimiento de la Radio Televisión Tunecina (ERTT). Establecimiento público dotado de personalidad civil y de autonomía financiera. Sigue estando bajo la tutela del ministerio de Información. En el anterior decreto, 1957, no tenía autonomía financiera ni personalidad jurídica. Ahora tiene un presupuesto autónomo.

La primera cadena nacional, que ha tomado el nombre de Canal 7, ha comenzado desde 1993 su emisión por el satélite Arabsat, a Europa y otros países del Mediterráneo.

En noviembre de 1987, André Rousselet, presidente de Canal Plus y Hervé Bourges, presidente de France 2, deciden lanzar un proyecto de cadena de pago con destino al África francófona. Crearon Canal Plus Afrique presidida por Herve Bourge. Sondearon a los presidentes de estos países para tantear su voluntad política e hicieron estudios de mercado en Argelia, Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Senegal y Túnez. En 1990 diseñaron el proyecto tunecino y crearon la SEDAT (Sociedad de Estudios y de Desarrollo del Audiovisual en Túnez). Esta sociedad está dirigida por Tijani Chelli, antiguo ministro de Economía. Las primeras emisiones de Canal Horizons comenzaron en Senegal en septiembre de 1991. En el año 1992 se lanzan las emisiones en Libreville y Túnez. La estructura central de Canal Horizons envía vía satélite a sus sociedades filiales la programación que es difundida vía hertziana.

El capital de Canal Horizons-Túnez está compuesto en un 60% por bancos y compañías de seguros tunecinas y el 40% por Canal Plus. Emite el 75% de la programación en árabe. Existe un acuerdo para que las ganancias sean invertidas en la producción nacional.

 

Televisión en Marruecos

El primer país africano que tuvo televisión fue Marruecos. En 1951, durante el protectorado, la Sociedad Marroquí de Televisión (TELMA) obtuvo la explotación exclusiva de la televisión durante 50 años. Las primeras emisiones las realizó el 28 de febrero de 1954 gracias a un emisor de 4 Kw situado cerca de Casablanca. En un principio, la recepción era posible a 20 kilómetros, luego se amplió a 125. Emitían entre 20 y 30 horas semanales (Mohamed Achargui Afkir: 'El desarrollo histórico y estructural de la Radio Televisión Marroquí'. 1988. Tesis doctoral).

Esta concesión privada duró poco tiempo, hasta el 20 de mayo de 1955. TELMA tenía problemas económicos a pesar de recibir el 85% de las tasas de la importación de receptores y el canon de posesión de receptores. En aquella época había unos 237.295 receptores declarados. También, la población marroquí, en el contexto de enfrentamiento con la colonia, veía en la televisión otra manifestación de la ocupación francesa. En 1957, TELMA fue declarada en quiebra y comprada por el gobierno marroquí. Hay que esperar a 1962 para que el gobierno marroquí reemprenda la difusión regular de emisiones de televisión. Recibió ayuda técnica de la RAI. El primer programa emitido fue el discurso del rey Hassan II el 3 de marzo con motivo de la fiesta del trono.

Se amplió la cobertura que hasta entonces sólo cubría Casablanca y Rabat a las ciudades más importantes del país. A finales de 1976 la cobertura del territorio era de un 33%

Estatuto: El dahir (real decreto) del 12 de octubre de 1966 establece el estatuto de la radiotelevisión marroquí. Se realizó durante la época del estado de excepción. La Radiodifusión Televisión Marroquí depende directamente del ministerio de Información. Está dotada de capacidad jurídica y de autonomía financiera. Tiene el monopolio de la transmisión y depende directamente del gobierno. La televisión en Marruecos se configura como un servicio público monopolizado por el estado.

Existen dos etapas: de 1966 a 1967, la RTM se convierte en un establecimiento público bajo la tutela del ministerio de Información. De 1967 en adelante la RTM es una dirección del departamento de Información. El art. 5 del dahir del 27 de diciembre de 1987, que organizaba el ministerio de Información, precisa que la RTM está bajo la autoridad del ministerio encargado de la información. Esta tutela gubernamental ha creado problemas tanto en la gestión como en la orientación informativa. Es una televisión oficialista. Los informativos no pueden permitir en ningún caso informaciones que critiquen la acción del gobierno.

El organigrama de la RTM está formado por un director general nombrado por dahir, un consejo de administración con representación ministerial y un comité técnico. La dirección general, dentro del ministerio de Información, asegura el monopolio del estado en la emisión y retransmisión de los programas radiados y televisivos y la explotación de la publicidad. Esta dirección general está formada por una sección de inspección, una dirección técnica, una administración general y una dirección de relaciones exteriores. Esta estructura es cambiada en 1978.

La dirección de la televisión se ocupa de la programación y de las coproducciones, entre otros aspectos. De ella dependen varias divisiones: la de actualidad televisiva que se encarga de los informativos. La división de planificación y producción que planifica y ejecuta los programas y la división de producción. También existe un servicio autónomo de publicidad.

Personal: El estatuto del personal se aprobó en 1971 pero no fue aplicado hasta 1974, 12 años después de las primeras emisiones. Éste permitió la integración del personal anterior a 1971 y garantizaba la permanencia. Los empleados son funcionarios. Existe un personal propio con diferentes categorías: periodistas, realizadores, instrumentistas, actores, locutores y técnicos. En 1960, la RTM tenía 662 empleados, cifra que fue ampliándose hasta llegar a 1342 en 1977.

Financiación: El estatuto de la RTM establece que su presupuesto se compone de ingresos (de explotación y de inversión) y gastos (de explotación y de inversión). Hay una tasa por receptores de televisión y puede recibir ayudas del presupuesto general. El ingreso más importante es el recibido por el estado. El canon por receptor de televisión supone un 17% de los ingresos.

En 1969 se introduce la publicidad en Marruecos creándose dentro de la RTT un servicio autónomo de publicidad. Tenía un presupuesto dentro del presupuesto anexo de la RTT. La introducción de la publicidad fue gradual, se hacían tanto spots en árabe como en francés. Según un informe de la RTM, en el año 1982 la publicidad supuso un 9% del presupuesto. No existe ninguna legislación que la regule. Está directamente controlada por el gobierno.

El presupuesto de la RTM aumentaba cada año de manera moderada. De 1975 a 1978 hay un aumento considerable para la expansión regional. Pero a partir de ese año hay restricciones por una política económica de austeridad. El presupuesto es aprobado por el ministro de Información, el de Finanzas y el de la Función Pública. En realidad existía una contabilidad caótica y deficitaria. En 1980 existía una deuda de 4.828.266 dirhams.

En 1989 aparece 2M International, la primera televisión privada de pago. Está constituida por una sociedad anónima de derecho marroquí con un capital mixto (51% marroquí y 49% canadiense y francés). Se emite vía hertziana y sólo difunde dos horas en abierto por día. Es una cadena comercial que privilegia el cine y las retransmisiones deportivas.

 

La programación en los países árabes

El único estudio comparativo sobre la programación en los países árabes fue realizada por el tunecino Rhida Najar en 1983 para la UNESCO y el ASBU (Arab States Broadcasting Union). Comparó la programación de cinco países (Egipto, Siria, Túnez, Argelia y Yemen). En estas televisiones predomina la función de distracción, seguida de la información y por último la función cultural-educativa.

En la televisión tunecina, el 14'5% de la emisión está dedicada a la información donde transmiten el mensaje oficial y la autocensura es una práctica cotidiana. Entre el 3% y el 5% de la programación está dedicada a temas religiosos. Estos aumentan el viernes, el día sagrado musulmán y durante las fiestas religiosas y el Ramadán.

Hay una importante proporción dedicada a los folletones y series. 18% en Egipto, 14% en Túnez, a excepción de Argelia donde predominan los largometrajes cinematográficos (21'5%). Estos folletones son en su mayoría de origen egipcio. Hay de tres tipos: el género histórico, el sentimental y el cómico de comedia social. Los países árabes utilizan la redifusión de la programación de una manera exagerada. Egipto reemite el 39% de su programación, Argelia el 18% y Túnez el 19%.

Las emisiones de información suponen un 42% de la producción local en los 5 países, el 22% de programas de distracción y el 9% de programas de ficción. Ante la carencia de producción propia tienen que recurrir a la importación. De media, un 42% de los programas emitidos son extranjeros, de los cuales un 31% son de origen árabe y un 69% occidentales. La mayoría de los programas importados son de ficción. Series como "Dallas" y "Dinastía" han marcado profundamente a la sociedad magrebí.

De los países occidentales, el 32% proviene de EE.UU., el 12'8% de Francia y de Gran Bretaña el 6'7%.

Con la guerra del Líbano (1975) la producción televisiva árabe fue casi un monopolio de Egipto. Pero con los acuerdos de Camp David (1979) numerosos países árabes boicotearon los productos culturales egipcios. El relevo lo tomaron los países del golfo que poseían suficiente financiación (Kuwait, Qatar y Emiratos Arabes Unidos). Pero estas producciones privadas de los países del golfo, con objetivos comerciales, eran realizadas por actores, técnicos y guionistas egipcios.

Los largometrajes provienen mayoritariamente de los EE.UU. (64%) incluso en los países como Argelia o Siria que no tienen buenas relaciones con este país. Los dibujos animados son importados básicamente del Japón. Hasta 1980 no eran doblados al árabe y se emitían en idiomas extranjeros.

La televisión estatal en los países magrebíes está alejada de la vida cotidiana, es un medio propagandísticos del poder y carece de credibilidad entre la población.

 

 

COOPERACIÓN: MAGREBVISIÓN (1970-1975)

Las primeras cooperaciones en materia de información y televisión comienzan en 1963 entre Argelia y Túnez y en 1964 entre Marruecos y Túnez. Los responsables de las televisiones magrebíes insisten en la necesidad de coordinarse y producir un mayor acercamiento entre los tres países del gran Magreb. Se reúnen semestralmente. En la reunión de Argel (septiembre de 1966) en el orden del día estaba el estudio de la unión técnica, intercambios de informativos, de programas culturales y artísticos, de documentación, creación de programas semanales producidos por cada una de las televisiones (pág.185)

El principal problema para la realización de Magrebvisión era de orden técnico. Las redes de los tres países no cubrían íntegramente su territorio y era difícil por tanto construir un repetidor magrebí. Durante los siguientes cuatro años el proyecto está paralizado. En 1970, Mohamed Ben Smail, director de la RTT, quiere relanzar el proyecto de Magrebvisión. En una reunión en Túnez con Abderrame Cherciet, director de la televisión argelina, nace Magrebvisión, a la espera que se una la televisión marroquí. La RTT y la RTA acuerdan emitir dos veladas de variedades en el mes de ramadán de 1970. El proyecto es emitir un magazine mensual hecho por los tres países según dos fórmulas: 1/ cada país realiza un reportaje sobre él mismo. 2/ Cada país realiza un reportaje sobre el país vecino. Quieren coordinar los intercambios de actualidades de televisión, intensificar el intercambio de programas y realizar coproducciones. Hay una segunda reunión en Argel en 1970 a la que si acude la delegación marroquí. La RTM se adhiere a los proyectos firmados en Túnez. Deciden realizar tres noches de variedades en directo durante el mes del ramadán (noviembre de 1970) a través de la RTT.

Se establece una unión móvil provisional entre Argelia y Túnez. La unión técnica Marruecos-Argelia es más difícil por las distancias. Ante estos problemas técnicos deciden poner en marcha una unión magrebí permanente Rabat-Argel-Túnez.

Deciden realizar un magazin de 13 minutos por cada país que debe ser emitido el último viernes de cada mes. En materia de coproducción quieren en principio realizar una serie de 26 capítulos llamada "Connaissance du Maghreb" y otra sobre emigraciones magrebíes.

Acuerdan difundir un mínimo mensual de tres horas de programación del país vecino. Proponen las tres televisiones crear una sociedad magrebí para la compra, los intercambios y las coproducciones. Esta sociedad no se realizó.

Las emisiones de variedades del ramadán de 1970 tienen un gran éxito entre el público y se continuarán haciendo de una manera habitual. Se ensayan nuevas fórmulas como "A vous l'antenne", en la que un país presta por una noche su antena a un país invitado que hace el programa y lo presenta, a excepción de los informativos. En 1972 acuerdan realizar un concurso magrebí de la canción, a semejanza del festival de Eurovisión. Se organizan juegos de verano intermagrebíes. Se graban sistemáticamente tres informativos para su utilización en los informativos locales. En 1974 la media de intercambios es de 18 horas mensuales.

Ese mismo año se adopta la carta de Magrebvisión que oficializa el intercambio de programas entre las tres televisiones. En su artículo 3 dice que su objetivo es: " de faire connaitre au public les réalités du Maghreb et les divers aspects de sa culture. De favoriser la circulation et l'exploitation de l'information, d'échanger des informations sur leurs expériences respectives dans tous les domaines de leurs activites, notamment par l'organisation de séminaires et stages" (citado en NAJAR et HOUIDI: Presse, radio et télévision en Tunisie. P190), 1983

Magrebvisión se organiza en una asamblea general formada por los directores generales y sus colaboradores; una comisión mixta y el secretariado permanente.

Todos los intercambios se basan en la gratuidad total tanto de programas como en los servicios ocasionales. Magrebvisión fue una experiencia positiva: incentivaba la conciencia magrebí y era un importante dinamizador cultural, estimulándose la creación de calidad. También las producciones eran más rentables porque eran emitidas en los tres países.

En 1975 dejó de funcionar Magrebvisión. La mayoría de los acuerdos de la asamblea general no se habían aplicado. El contexto político desfavorable, el conflicto del Sáhara Occidental con el cierre de fronteras entre Marruecos y Argelia provocó el fin de esta experiencia enriquecedora. A partir de esta fecha han habido acuerdos bilaterales coyunturales.

 

FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO DE LATINA EN BIBLIOGRAFIAS:

Nombre del autor: título del artículo, en Revista Latina de Comunicación Social número 6, de junio de 1998; La Laguna (Tenerife), en la siguiente URL:

Http://www.lazarillo.com/latina/a/86magreb.htm 

 

Revista Latina de Comunicación Social

La Laguna (Tenerife) - junio de 1998 - número 6

D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 - 5820