Análisis de contenido: Joaquín Lavín Infante, ¿discurso del cambio o cambio de discurso?

 

 

Lic. Eva Mallén Débia Oyarzún ©

Ayudante de Redacción General y Comunicación, Universidad la República, Chile

mallenchu@chile.com

 

RESUMEN

El trabajo realizado expone, mediante la comparación de dos discursos elaborados en contextos histórico temporales diferentes (el libro “Chile: revolución silenciosa”, publicado en 1987; y el “Programa del cambio”, publicado una década después), un análisis de discurso del actual alcalde de Santiago y ex candidato presidencial, Joaquín Lavín Infante. La investigación permitió dilucidar que el discurso del edil de Santiago manifiesta una serie de disconformidades en cuanto a sus referentes ideológicos, lo que expresa una doble vía discursiva que le resta credibilidad y coherencia al sujeto como ente ideológico.

                      

INTRODUCCIÓN

El trabajo realizado expone un análisis de discurso del actual alcalde de Santiago y ex candidato presidencial, Joaquín Lavín Infante. Mediante la comparación de dos discursos elaborados con una década de distancia y por ende en circunstancias distintas (“Chile: revolución silenciosa” fue escrito en dictadura, y “El programa del cambio, en democracia), la investigación apunta a dilucidar la coherencia y validez de la adscripción ideológica del sujeto objeto de análisis, así como los referentes que definen sus tendencias políticas y sociales.

Paralelamente, se busca establecer una correlación entre los referentes a los que el sujeto adhiere y su línea discursiva, de modo tal que las expresiones emitidas por el edil lo validen como ser ideológico, sobre todo considerando que él mismo se refiere a su persona como un ser que no abraza ideario alguno, haciendo gala de ello. Sin embargo, la vida pública de Joaquín Lavín acusa una activa e interesante vida repleta de cargas ideológicas que él mismo propugna, lo que se ve de uno u otro modo reflejado en su actuar y por ende en su discurso. El cómo maneja la compatibilidad de dichos referentes ideológicos con su proyecto político “desideologizante”, es una de las interrogantes que se busca esclarecer mediante el presente trabajo.

 

ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

La reestructuración mundial a las puertas del siglo XXI con el derrumbe de algunas ideologías nos lleva a pensar que estamos ante una nueva etapa respecto a la forma de hacer política: hoy, los referentes que motivan el voto distan mucho de los parámetros de hace treinta años.

En Chile, el ejemplo icónico más representativo de esta nueva manera de hacer política es la figura de Joaquín Lavín Infante: tal como él mismo lo ha afirmado en decenas de entrevistas,  su discurso actual muestra un claro distanciamiento de políticas partidistas y ortodoxas. Precisamente esta es una de las razones por la que se estableció como objeto de análisis el discurso de este líder de masas; la popularidad que posee en el ideario de los electores lo ha llevado a un constante aumento desde su aparición en la arena política. Otro fenómeno propio del actual alcalde de Santiago es la redundancia temática de éste, y los positivos efectos que esto ha tenido en el público receptor.

La labor periodística respecto al tema abordado en esta Memoria de Título consiste precisamente en desentrañar los contenidos ideológicos de un discurso que se niega a reconocer su calidad de tal; además, es obligación del periodista dar a conocer a fondo las intenciones de las personas públicas que detentan el poder en nuestra nación.

La arena política de nuestro país se ha trivializado a raíz de los cambios estructurales que inicialmente expusimos; en la actualidad, la efectividad del mensaje no se mide por su contenido sino por la claridad, brevedad y sencillez con que se aborden los temas. Para establecer hasta qué punto el discurso de Joaquín Lavín se distancia en cuanto a forma y fondo al de los otros políticos del contexto nacional, es imprescindible utilizar parámetros metodológicos que nos permitan acceder a un rango de objetividad propio de las investigaciones científicas. Por ello, el análisis de contenido es una herramienta eficaz para dilucidar las características del discurso del sujeto que hoy estudiamos: dentro de la investigación en comunicación de masas, el análisis de contenido mide cuantitativamente los elementos del mensaje, buscando el sentido de la información.

El objetivo es, entonces, develar mediante  esa estructura propia de la metodología científica en las ciencias de la comunicación si efectivamente el discurso de Joaquín Lavín Infante muestra rasgos distintivos que lo distancien de sus congéneres, o si éste se renueva de acuerdo a las circunstancias político temporales. En otras palabras, si el sujeto a analizar presenta un discurso como proyecto político sólido, si es un discurso lisa y llanamente oportunista, o si es un discurso que se adecua a las circunstancias sociopolíticas del contexto en el que está inserto.

 

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

“¿Rompe el discurso de Joaquín Lavín Infante con el modo tradicional de hacer política en nuestro país?”.

 

DESARROLLO DEL PROBLEMA

 

1.      EL DISCURSO

Discurso es la facultad de reflexionar, así como la serie de palabras empleadas para expresar lo que se piensa y siente de acuerdo a algunos antecedentes y principios. El concepto de discurso atiende a todo el acervo de elementos cognitivos que el ser humano aúna, hila y complementa para dar respuestas frente al medio en el que se halla inserto, basándose en la realidad del sujeto en cuanto a su individualidad; por ello, la teoría del discurso se apoya en los procesos de entendimiento intersubjetivo que se producen de las deliberaciones de todo ámbito, y en las redes de comunicación de la opinión pública.

Las comunicaciones configuran escenarios donde puede tener lugar una formación más o menos racional de la opinión pública y de la voluntad común acerca de temas que resultan relevantes para el conjunto de la sociedad y sobre materias que requieren de alguna regulación. El poder producido comunicacionalmente a través del discurso se transforma en poder utilizable administrativamente.

Al concepto discursivo de la democracia le corresponde la imagen de una sociedad descentralizada que, a través de la emergencia del espacio público, se transformó en una plataforma diferenciada para la percepción, la identificación y la deliberación de los problemas que acucian al entramado de la sociedad.

El espacio de la opinión pública cabe ser descrito como una red propicia para la comunicación de contenidos y de tomas de postura, esto es, de opiniones. A su vez, en este espacio, quedan filtrados y sintetizados los diversos flujos de comunicación de modo tal que se concentran en opiniones públicas agrupadas en torno a temas concretos.

El discurso es, por así decirlo, el conjunto de mensajes que el hombre posee frente al medio en el que está inserto, tomando como referente imprescindible la ideología a la que el sujeto adhiere. Ellas (las ideologías) impregnan el campo de la comunicación social: podemos afirmar, siguiendo a J. M. Desantes[1][1], que ideología es la comunicación del mundo interior del emisor que propone a la voluntad de los receptores un bien o una apariencia de bien. Es un nivel de significación presente en todo tipo de mensaje o tipo de comunicación social; no es una clase particular de mensaje: así lo afirmó Rafael Roncagliolo en una de sus charlas, la que fue resumida y publicada por M. Kaplún y A. Villaverde en el Boletín Radiodienst UNDA-AL n° 56, el año 1974.

Es cualquier objeto de estudio que determina las representaciones de lo social que tienen los actores frente a lo circunstancial. Equivale a las condiciones o leyes de organización de dichas representaciones; abarca, por ende, todos los aspectos básicos en que habitualmente se sitúan los contenidos culturales: arte, religión, derecho, política, etc. Es el conjunto de esos fenómenos sociales el que determina la ideología del sujeto, y la expresión de ella es el discurso del ser.

El nivel ideológico procede por connotación y no por denotación; no radica en lo que expresa sino en lo que se supone, en lo que dice “entre líneas”; no se descubren en una primera lectura, sino a través de mecanismos de selección y combinación de los mensajes.

 

2.      EL MODO TRADICIONAL DE HACER POLÍTICA EN CHILE, Y LA POLÍTICA DE HOY.

 

La acción política presupone la posibilidad de decidir a través de la palabra sobre el bien común; la pieza medular de la política deliberativa se encuentra en una red de discursos y formas de negociación que tienen como fin posibilitar la solución de cuestiones pragmáticas, morales y éticas.

Tradicionalmente Chile se basaba en la participación de las bases en el quehacer político; los partidos políticos eran los depositarios de las inquietudes y preocupaciones de quienes militaban en sus filas, y el deber de los dirigentes era representar dicha opinión pública. Por lo demás, existía una elaboración extensa y prolija de proyectos macrosociales dentro de lo que significaba un partido político, y el acceso al poder que la política otorgaba tenía una significación y un sentido de carácter deontológico; la axiología era representada directamente por los políticos: las valoraciones sociales y económicas tomaban un prisma de trascendentalismo que hoy no es tal.

Los cambios estructurales que se están gestando en todas las sociedades implican ineludiblemente una redefinición del modelo económico, debido a las consecuencias que tiene éste sobre las demás esferas colectivas y muy directamente sobre las relaciones de poder. Los cambios no tienen su raíz más profunda en lo económico, sino en un fenómeno complejo llamado globalización, noción del planeta como una aldea en donde la interacción de los elementos sociales y físicos es una realidad cotidiana. Sin embargo, el cambio está en la instancia ideológica. El ser humano empieza a sentirse planetario, la humanidad comienza apenas a ser una realidad. Y esta realidad la llevan adelante los poderosos sectores que manejan la economía global. Lastimosamente en detrimento de las inmensas mayorías, cuyos problemas aún no han encontrado ni eco ni solución, pero para el sector privilegiado de los países desarrollados, ella se encuentra tan cerca como lo está la computadora personal. Es una polarización extremada, que tarde o temprano reventará en el rostro del género humano. La democracia no permite la polarización extrema de sus sectores sociales: no es sólo una concepción política sino económica e ideológica. Los países democráticos deben procurar el mayor bien para la mayoría de sus habitantes.

Hoy, el panorama político de nuestro país es radicalmente distinto: tras el golpe militar de 1973, los depositarios del poder en Chile reiteraron insistentemente y con medidas coercitivas que la política no era la solución para gobernar una nación, descalificando constantemente a quienes abrogasen el título de tales. Tras 17 años del mismo discurso “apolítico”, el retorno de la Democracia se hizo bajo nuevos parámetros, con los fenómenos de la mediatización como eje central del modo de hacer política. El marketing asociado a la imagen instrumental que se le otorga hoy a las labores administrativas del sector político, sesga la intervención de las bases, limitando las decisiones a una esfera de elite que busca solucionar la inmediatez de los problemas comunes dejando de lado grandes planificaciones teóricas del deber ser.

 

HIPÓTESIS

“Si el discurso de Joaquín Lavín Infante es un discurso que se adecua a las circunstancias del quehacer político, entonces dicho discurso presentará variaciones en el transcurso de su campaña política”.

 

MARCO TEÓRICO

A través de la historia, las sociedades han hecho uso de la ciencia para explicar, objetivar y validar determinados fenómenos, tanto sociales como de otra índole. La validación y objetivación de los hechos descansa en un método, que es el que nos permite dar cuenta del proceso y la lógica que subyace en determinados fenómenos sociales.

Las leyes científicas son declaraciones causales que describen hechos de la naturaleza y de los sistemas sociales, y pueden ser verdaderas o falsas; su verdad o falsedad queda determinada por la observación y por el método.

Según Karl Popper, las leyes científicas quedan determinadas fundamentalmente por la observación; de acuerdo a Thuillier, “la ciencia ha sido en muchos casos una imposición objetiva, un instrumento de poder, un medio para objetivar y dominar todo lo que pudiese ser objetivado y dominado”[2][2].

Desde este punto de vista, la ciencia no es un cuerpo de teorías ciertas, acumuladas y acumulativas, sino una colección de conjeturas que aun están por ser refutadas; la ciencia es un conjunto de conjeturas, predicciones que en principio no se pueden justificar pero que solamente pueden afirmar ser válidas en ése sentido: hasta hoy han resistido las pruebas más difíciles que los científicos han podido ponerles.

En ese sentido, la ciencia es, ante todo, una búsqueda de crítica, que siempre intenta destruir o refutar sus conjeturas. Por este motivo, hablar de verdad en ciencias resulta irrelevante y lo fundamental es la validez, la que descansa en el método: “La teoría es la que determina la observación, experimentación y construcción de modelos, de acuerdo con el método hipotético-deductivo”[3][3].

El método científico corresponde a una serie de pasos sistemáticamente ordenados para observar todo y cuantificar un objeto. La importancia de trabajar con un método reside en que nos permite objetivar las hipótesis de trabajo; es decir, existe la posibilidad de retractarse gracias a un método que nos permitirá verificar si la hipótesis que inicialmente se ha planteado es viable o no, por lo tanto podemos afirmar o rechazar la hipótesis gracias al método.

Dentro de las ciencias sociales no podemos hablar de un positivismo a secas; siguiendo a Weber, “toda ciencia sociocultural debe utilizar un método distinto del que contemplan las ciencias naturales. Algunas formas de conocimiento, la científica natural y la sociocultural, están invariablemente atadas al proceso de formación de conceptos.” Por ello, hasta la ciencia social debe conceptualizarse a través del análisis de datos para poder explicar la realidad; uno de los ámbitos de contextualización del proceso comunicativo que es utilizado por los investigadores en comunicación es el llamado análisis de contenido.

En amplias palabras, el análisis de contenido es un método, un tipo de medición aplicado a un mensaje; ello significa que, en primera instancia, se requiere de un mensaje o discurso a examinar. Lo interesante de este tipo de análisis es que pone en evidencia aquello que en una primera lectura no se dilucida; esto es, el análisis de contenido busca explotar los datos informativos que entrega el mensaje: mide cuantitativamente cuáles son los contenidos que la información tiene, cuáles son los contenidos que más absorbe el receptor o el que esté con mayor vigencia en la sociedad, para luego establecer un estudio respecto del porqué aparece ese contenido y no otro.

Basándose en los resúmenes que sobre el tema ha desarrollado Krippendorf, se establece que “el análisis de contenido es el conjunto de métodos y técnicas de investigación destinados a facilitar la descripción sistemática de los componentes semánticos y formales de todo tipo de mensaje, y la formulación de inferencias válidas acerca de los datos reunidos”[4][4]. La realidad está dada por significantes; en ése contexto, el análisis de contenido trata de cuantificar cuáles son los contenidos que se privilegian en la sociedad.

El análisis de contenido es una de los métodos para el estudio de la comunicación humana utilizadas tradicionalmente para decodificar los mensajes manifiestos, latentes y ocultos plasmados en diferentes documentos. Como técnica científica, asume a modo de premisa que los mensajes reflejan tanto las actitudes como las creencias de las personas e instituciones que los producen, ello porque la expresión de los procesos mentales de codificación y decodificación de información corresponde al mensaje del emisor.

Las definiciones que se han elaborado de este método a lo largo del tiempo son numerosas. Por ello, tal vez sea más cauto solamente enunciar las características que todas las ilustraciones dan de ella: en primer término, funciona  dentro de un esquema general de investigación y no independientemente del mismo, por lo que su calidad dependerá del marco en el cual es insertada  y de la creatividad, originalidad y conocimiento del investigador que la utilice; luego, su objetivo radica en ofrecer resultados válidos y fiables,  lo que dependerá de una serie de variables que van desde la calidad del instrumento que se diseñe y construya, hasta el proceso de formación que se siga con los codificadores; además, el análisis de contenido puede ser aplicado a distintos tipos de signos: verbales y no verbales, icónicos (sonoros y/o visuales), y en diferentes tipos de medios: prensa, documentos personales, radio, televisión, etc. Otro rasgo importante del método que es base de esta investigación es que los resultados se presentan cuantitativamente y tienden a resumir las características básicas de los documentos analizados; asimismo, su objetivo primordial es determinar las connotaciones de los mensajes, esto es, identificar con qué elementos se relaciona; igualmente, las inferencias y extrapolaciones realizadas con esta técnica pueden referirse tanto al transmisor del mensaje, al receptor o al mensaje en sí mismo. Por último, el análisis de contenido no es un método que persiga el mero recuento de frecuencias y datos aparecidos en  el texto, sino que realiza estos hechos con el objeto de validar y constatar hipótesis previamente formuladas, y generalizar a partir de los datos encontrados en el discurso.

La particularidad del análisis de contenido en cuanto a elemento de observación científica es que puede brindarnos conocimientos acerca de quien emite el mensaje, ya que la obra discursiva es producto de su pensamiento; así, los juicios y comentarios emitidos por el sujeto nos permiten decodificar su estructura ideológica, su contexto y su acervo cognitivo.

La mayoría de las limitaciones del análisis de contenido pueden ser resueltas por el investigador mediante una serie de estrategias, como son el profundizar en una revisión teórica del problema y de las aportaciones realizadas desde otros estudios antes de comenzar la investigación y evaluar el sistema estructural por diferentes estrategias, como por ejemplo la consulta a expertos.

El objeto final del análisis de contenido es el significado, implicando en éste  los dos elementos del signo que son, a saber, el componente expresivo y el componente semántico (lo que es y lo que representa): “No será válido ningún modelo que no implique, como la teoría nos advierte, las dos vertientes inseparables del signo, la componente expresiva y la componente semántica, y sus mutuas relaciones”[5][5]. El objeto inmediato es el discurso, acto de expresión destinado a sugerir un sentido y que requiere intrínsecamente una elaboración cognitiva previa.

Como método, el análisis de contenido presenta una serie de ventajas respecto a otras técnicas de investigación. En primer lugar, es un método fácil y cómodo de aplicar; produce datos que pueden ser cuantificables; se puede aplicar a textos y eventos producidos en diferentes momentos temporales. El análisis de contenido puede utilizarse para abordar un gran volumen de información; acepta como elemento de análisis cualquier tipo de material, incluso el no estructurado; se aplica directamente a los mensajes discursivos, es decir, a las fuentes primarias de comunicación. Por último, su calidad depende del investigador que lo produce; y frente a otras técnicas su aplicación es aceptable desde una perspectiva económica (es el modo de investigación más barato).

           

MARCO METODOLÓGICO

De acuerdo a lo planteado en el Marco teórico, el desarrollo de la investigación se realizará de acuerdo al siguiente criterio de observación:

 

1.      Selección de discursos

Para determinar las características del discurso de Joaquín Lavín y su proceso textual a lo largo del tiempo, se escogerán dos discursos del aludido: uno en los inicios de su carrera política (extraído específicamente de su libro “Chile, la Revolución Silenciosa”), y otro que corresponda a un marco de actualidad, dentro de la pluralidad de entrevistas que se le han hecho al actual alcalde de Santiago.

A modo de ejemplo, en el Marco Metodológico se analizará el Mensaje de bienvenida del alcalde de Santiago, tomado de la página web de la Alcaldía (file:///C:/Mis%20documentos/depablos/latina/2003/56julio/ya%20listos/www.ciudad.cl).

 

2. Distinguir la Macroestructura.

 

Se entiende por macroestructura la forma o esquema general que asume un texto determinado, significados globales que permiten describir los significados de párrafos, apartados o capítulos completos del discurso escrito[6][6]; se caracteriza  por acarrear un significado global que obedece a las características propias  de dicho esquema.

En el caso de esta investigación, ambas macroestructuras deberán ser de una extensión similar, ser emitidas por el mismo sujeto y abordar temáticas similares.

De acuerdo al ejemplo, la macroestructura es el discurso en sí:

 

“Al momento de asumir como Alcalde de Santiago quiero saludar a todos sus vecinos y agradecer muy especialmente a las personas que confiaron en mí y me entregaron la responsabilidad de dirigir la comuna por los próximos cuatro años.

Esta es una tarea muy importante, me entregaré por entero como alcalde de Santiago por cada una de las personas que viven y trabajan en esta comuna. Tenemos muchos problemas que enfrentar y resolver, el desempleo, la delincuencia, la falta de oportunidades para los jóvenes, las condiciones de vida de nuestros ancianos y muchos más.

Para lograrlo trabajaré con todos, en equipo. Mi experiencia como alcalde me demuestra que a la hora de resolver los problemas concretos de los vecinos no existen las diferencias políticas, todos podemos ponernos la camiseta de nuestra comuna y estoy seguro que lo haremos así.

Lo importante es que a contar de hoy día empiece a jugar por Santiago un gran equipo. Tenemos que ser una verdadera selección, formada por quienes trabajan en el municipio, los vecinos, los policías, los funcionarios de la salud, los profesores, todos son indispensables para lograr las metas que nos hemos propuesto.

En los últimos años, Santiago ha progresado, ello ha sido gracias al trabajo de estas mismas personas y a la dedicación de sus autoridades.

Tenemos que continuar con todo lo bueno que se ha hecho y tenemos que hacerlo aún mejor en todo lo que se puede mejorar.

Las puertas del municipio estarán siempre abiertas para escuchar los problemas y trabajar en solucionarlos, pero también para recibir las ideas de los vecinos.

Santiago centro debe ser la capital cultural, financiera y comercial. Una comuna en la que sea agradable y seguro vivir. Lograrlo será nuestra tarea.

Amigas y amigos los invito a trabajar también a ustedes, a pensar en buenas ideas, a tener una actitud positiva con nuestro vecino, con nuestra comuna. Todos tenemos que hacer el esfuerzo de construir cada día una comuna mejor y un barrio mejor. Ese es el mejor aporte que podemos hacer al desarrollo del país.”

 

3. Segmentación de la macroestructura

El discurso global se dividirá en secuencias, constituyendo cada una de ellas una unidad textual. Por secuencias, entendemos la “serie lógica de núcleos unidas entre sí por una relación de solidaridad (en el sentido de doble implicación: dos términos se presuponen entre sí): la secuencia se abre cuando uno de sus términos no tiene antecedentes solidarios y se cierra cuando otro de sus términos no tiene consecuente”[7][7].

De acuerdo al criterio empleado, establecerán tres secuencias: de apertura, de desarrollo y de cierre.

Según el ejemplo:

 

a)     Secuencia de apertura:

“Al momento de asumir como alcalde de Santiago quiero saludar a todos sus vecinos y agradecer muy especialmente a las personas que confiaron en mí y me entregaron la responsabilidad de dirigir la comuna por los próximos cuatro años.

 

b)     Secuencia de desarrollo:

Esta es una tarea muy importante, me entregaré por entero como alcalde de Santiago por cada una de las personas que viven y trabajan en esta comuna. Tenemos muchos problemas que enfrentar y resolver, el desempleo, la delincuencia, la falta de oportunidades para los jóvenes, las condiciones de vida de nuestros ancianos y muchos más.

Para lograrlo trabajaré con todos, en equipo. Mi experiencia como alcalde me demuestra que a la hora de resolver los problemas concretos de los vecinos no existen las diferencias políticas, todos podemos ponernos la camiseta de nuestra comuna y estoy seguro que lo haremos así.

Lo importante es que a contar de hoy día empiece a jugar por Santiago un gran equipo. Tenemos que ser una verdadera selección, formada por quienes trabajan en el municipio, los vecinos, los policías, los funcionarios de la salud, los profesores, todos son indispensables para lograr las metas que nos hemos propuesto.

En los últimos años Santiago ha progresado, ello ha sido gracias al trabajo de estas mismas personas y a la dedicación de sus autoridades.

Tenemos que continuar con todo lo bueno que se ha hecho y tenemos que hacerlo aún mejor en todo lo que se puede mejorar.

Las puertas del municipio estarán siempre abiertas para escuchar los problemas y trabajar en solucionarlos, pero también para recibir las ideas de los vecinos.

Santiago centro debe ser la capital cultural, financiera y comercial. Una comuna en la que sea agradable y seguro vivir. Lograrlo será nuestra tarea.

 

c)      Secuencia de cierre:

Amigas y amigos los invito a trabajar también a ustedes, a pensar en buenas ideas, a tener una actitud positiva con nuestro vecino, con nuestra comuna. Todos tenemos que hacer el esfuerzo de construir cada día una comuna mejor y un barrio mejor. Ese es el mejor aporte que podemos hacer al desarrollo del país.”

 

4. Identificación de parágrafos.

Por parágrafos se entienden las unidades tipográficas de varias frases, que contienen las principales ideas del texto.

En el ejemplo, los elementos subrayados corresponden a parágrafos:

 

a)  Parágrafos en secuencia de apertura:

“Al momento de asumir como alcalde de Santiago quiero saludar a todos sus vecinos y agradecer muy especialmente a las personas que confiaron en mí y me entregaron la responsabilidad de dirigir la comuna por los próximos cuatro años.

 

b)     Parágrafos en secuencia de desarrollo:

Esta es una tarea muy importante, me entregaré por entero como Alcalde de Santiago por cada una de las personas que viven y trabajan en esta comuna. Tenemos muchos problemas que enfrentar y resolver, el desempleo, la delincuencia, la falta de oportunidades para los jóvenes, las condiciones de vida de nuestros ancianos y muchos más.

Para lograrlo trabajaré con todos, en equipo. Mi experiencia como alcalde me demuestra que a la hora de resolver los problemas concretos de los vecinos no existen las diferencias políticas, todos podemos ponernos la camiseta de nuestra comuna y estoy seguro que lo haremos así.

Lo importante es que a contar de hoy día empiece a jugar por Santiago un gran equipo. Tenemos que ser una verdadera selección, formada por quienes trabajan en el municipio, los vecinos, los policías, los funcionarios de la salud, los profesores, todos son indispensables para lograr las metas que nos hemos propuesto.

En los últimos años Santiago ha progresado, ello ha sido gracias al trabajo de estas mismas personas y a la dedicación de sus autoridades.

Tenemos que continuar con todo lo bueno que se ha hecho y tenemos que hacerlo aún mejor en todo lo que se puede mejorar.

Las puertas del municipio estarán siempre abiertas para escuchar los problemas y trabajar en solucionarlos, pero también para recibir las ideas de los vecinos.

Santiago centro debe ser la capital cultural, financiera y comercial. Una comuna en la que sea agradable y seguro vivir. Lograrlo será nuestra tarea.

 

c)      Parágrafos en secuencia de cierre:

Amigas y amigos los invito a trabajar también a ustedes, a pensar en buenas ideas, a tener una actitud positiva con nuestro vecino, con nuestra comuna. Todos tenemos que hacer el esfuerzo de construir cada día una comuna mejor y un barrio mejor. Ese es el mejor aporte que podemos hacer al desarrollo del país.”

 

5. Determinar las paráfrasis.

Las paráfrasis corresponden a la reciprocidad que se establece entre estructuras semánticamente equivalentes establecidas por el investigador y los enunciados del texto en estudio[8][8].

En el ejemplo:

 

a)     Parágrafos de secuencia de apertura:

“... quiero saludar a todos sus vecinos y agradecer muy especialmente a las personas que confiaron en mí y me entregaron la responsabilidad de dirigir la comuna...”

 

Encontramos lo siguiente:

 

Paráfrasis                                                             Estructura semántica

                                                                                                    equivalente

 

Agradecimiento                                                                            : Gratitud

Confianza                                                                        : Optimismo

Responsabilidad                                                              : Obligación

Dirección                                                                                      : Conducción

 

b)     Parágrafos de secuencia de desarrollo:

 

“Tenemos muchos problemas que enfrentar y resolver, el desempleo, la delincuencia, la falta de oportunidades para los jóvenes, las condiciones de vida de nuestros ancianos y muchos más.”

“...a la hora de resolver los problemas concretos de los vecinos no existen las diferencias políticas,”

“...a contar de hoy día empiece a jugar por Santiago un gran equipo...”

“En los últimos años Santiago ha progresado, ello ha sido gracias al trabajo de estas mismas personas y a la dedicación de sus autoridades.”

“Las puertas del municipio estarán siempre abiertas para escuchar los problemas y trabajar en solucionarlos, pero también para recibir las ideas de los vecinos.”

“Santiago centro debe ser la capital cultural, financiera y comercial. Una comuna en la que sea agradable y seguro vivir.”

 

Encontramos lo siguiente:

 

Paráfrasis                                                             Estructura semántica

                                                                                                    equivalente

 

Problemas                                                                        : Inconvenientes        

Desempleo                                                                                  : Pobreza

Delincuencia                                                                                : Pobreza

Falta de oportunidad para los jóvenes                            : Pobreza

Condiciones de vida de nuestros ancianos                                 : Pobreza

Problemas concretos                                                                   : Pobreza

Diferencias Políticas                                                                     : Diversidad

Gran equipo                                                                                 : Comunidad

Progreso gracias al trabajo de personas y autoridades  : Comunidad

Escuchar y trabajar en solucionar los problemas             : Comunidad

Ideas de los vecinos                                                                    : Comunidad

Seguridad                                                                        : Defensa

Capital cultural, financiera y comercial                             : Centralización

 

c)      Parágrafos de secuencia de cierre:

 

“...los invito a trabajar también a ustedes, a pensar en buenas ideas, a tener una actitud positiva...”

“Todos tenemos que hacer el esfuerzo de construir cada día una comuna mejor y un barrio mejor. Ese es el mejor aporte que podemos hacer al desarrollo del país.”

 

Encontramos lo siguiente:

 

Paráfrasis                                                             Estructura semántica

                                                                                                    equivalente

 

Buenas ideas                                                                               : Ingenio

Actitud positiva                                                                            : Optimismo

Esfuerzo comuna y barrio mejor                                      : Optimismo

Desarrollo                                                                        : Progreso

 

6. Precisar el despliegue de valores:

 

De acuerdo a las paráfrasis obtenidas, extraer los referentes axiológicos insertos en el texto analizado.

De acuerdo al ejemplo:

 

a)     Secuencia de apertura:

Visión optimista del sujeto al asumir como alcalde de Santiago.

 

b)     Secuencia de desarrollo:

- La pobreza se eliminará trabajando en comunidad;

-La comunidad necesita defensa.

 

c)      Secuencia de cierre:

Confianza ante el trabajo de comunidad por lograr el bienestar y el progreso.

 

7. Uso y especificación de Isotopías:

Siguiendo las ideas greimasianas, isotopía corresponde a la lógica que dinamiza el discurso; busca identificar la reiteración de categorías sémicas de carácter sintagmático, la que le asegura al texto una coherencia y homogeneidad.

De acuerdo al ejemplo:

 

                             Bienestar         v/s       Pobreza

                             Pobreza           v/s       Seguridad

                             Seguridad        v/s       Delincuencia

 

                             Bienestar                                        Pobreza

                                                                                          

 

 

 

 

Sujeto       (+)                                                                                                      (-)

                                                                                          

                             Seguridad                                   Delincuencia

 

 

 

 

8. Inferencias:

 

Las inferencias corresponden a las deducciones y conclusiones que el despliegue de las isotopías pudiera arrojar.

De acuerdo al ejemplo que se ha desarrollado:

A) Para lograr el bienestar y el desarrollo del país, es necesario aumentar la seguridad;

B) En la medida que existan pobres, es imposible tener seguridad ya que la delincuencia proviene mayoritariamente de ése sector;

C) Si se erradica la extrema pobreza, se acabará la delincuencia y por lo tanto el país logrará su bienestar.

 

CAPÍTULO I

 

BIOGRAFÍA

 

ORIGENES E INFANCIA

Joaquín José Lavín Infante nació el 23 de octubre de 1953, en Santiago de Chile. Es el mayor de siete hermanos; sus padres son Joaquín Lavín Prádenas y Carmen Infante, pareja que vive desde hace cuarenta años en Portezuelo, localidad de 1.500 habitantes ubicado a una hora de Chillán. La parcela en la que vive la familia Lavín Infante está a 10 kilómetros del pueblo; expropiado durante el gobierno de la Unidad Popular, el fundo posee 105 hectáreas plantadas con viñas, como casi todos los terrenos de la comuna. Es una casa de adobe, con 300 metros cuadrados construidos, ocho habitaciones, tres baños, una piscina y una capilla. De hecho, el padre del actual alcalde de Santiago es el ex alcalde de Portezuelo, agricultor, Presidente del Consejo de Desarrollo Local del pueblo y vitivinicultor: las viñas de los Lavín Infante producen cerca de 200 mil litros de vino al año, que se vende a granel[9][9].

Desde niño, Joaquín se destacó por ser aplicado en los estudios y fanático del fútbol; estudió en el Colegio Sagrados Corazones de Alameda y cursó la Enseñanza Media en los Padres Franceses. Una profunda admiración por Julio Martínez lo inclinaba a estudiar periodismo para especializarse en deportes; rinde la Prueba de Aptitud Académica y le cuenta a sus padres que le había ido bien: “Recién me informé ahora que en la parte Verbal y Matemáticas había sacado más de 750 puntos y que en la específica de Ciencias Sociales sacó 915 puntos, que era el máximo”.[10][10]

 

ESTUDIOS SUPERIORES

Ingresó a estudiar Ingeniería Comercial a la Pontificia Universidad Católica de Chile en 1972; en ese entonces, dicha Universidad era la cuna del gremialismo y, pese a no cumplir aun los veinte años cuando Pinochet dio el golpe de estado, Lavín ya se sentía identificado con el movimiento neoconservador que dio sustento ideológico a la dictadura militar. “Cuando yo lo conocí, en 1973, cursaba primer año de periodismo y segundo de Leyes, además de Comercial; después siguió solamente con comercial, porque nos queríamos casar”, cuenta María Estela León, con quien contrae matrimonio el 18 de diciembre de 1976, luego de tres años de pololeo. “Joaquín era ayudante de un curso paralelo al mío; para conocerme, como pretexto, me pidió unos cuadernos prestados”[11][11].

En 1977, parte junto a su esposa a Estados Unidos para cursar un Master en Economía en la Universidad de Chicago, situada en la tercera ciudad de negocios más importante de Estados Unidos. La Universidad está ubicada en un barrio de clase media-baja donde habitan principalmente negros, inmigrantes mexicanos y coreanos. Durante la década de los ’50 y los ’60 este lugar era muy peligroso; como consecuencia del temor que los padres tenían porque sus hijos asistieran a una Universidad ubicada en un barrio donde se registraban habitualmente violaciones, asaltos y disturbios raciales, las autoridades de la Universidad de Chicago emprendieron un exhaustivo plan de seguridad “antidelincuencia” dentro del campus.

Lavín estudió en Chicago entre 1977 y 1979. En esos días Milton Friedman, Premio Nóbel de Economía en 1976,era profesor de Microeconomía. Otros profesores Nóbeles eran Theodore Schultz (1979); George Stigler (1982); Merton Miller (1990); Ronald Coase (1991); Gary Becker (1992); Robert Fogel (1993) y Robert Lucas (1995). La política educacional era el paradigma de las ideas monetaristas y de libremercado. Gracias a un convenio firmado en 1955 entre el instituto de Economía de la Universidad Católica y la Escuela de Economía de la Universidad de Chicago, los egresados de la universidad chilena contaron con un acceso preferencial a la catedral norteamericana de los economistas de vanguardia. Pese a que el convenio terminó en 1964, una especial afluencia de chilenos se registró durante los años en que Miguel Kast dirigió el Departamento de Estudios de Odeplan entre 1976 y 1978. Kast había estudiado en Chicago,  y promovió activamente la idea de que sus subalternos más destacados fuesen becados con el compromiso de trabajar a su regreso durante un par de años para el Estado, o bien en una universidad chilena, impartiendo clases.

Al llegar a Estados Unidos, María Estela ya estaba embarazada. Arrendaron un departamento en el cuarto piso del edificio Blackstone Hall que aun es parte del sistema de departamentos que la universidad alquila a sus alumnos casados. Es una construcción de ladrillos que data de los años ’40 y que en el pasado fue un hotel. En un reportaje realizado por el diario La Tercera el 5 de diciembre de 1999, el mismo Lavín cuenta que María Estela vivió sola gran parte del día, en un sector “donde la delincuencia era el pan de cada día”. En los años ’70, había una especie de paranoia entre los chilenos por la poca seguridad que existía alrededor de la universidad; Sebastián Edwards recuerda que “cuando llegamos se citó a las mujeres a una reunión y se les entregó un pito para que lo tocaran en caso de ser atacadas o amenazadas de violación”. La situación hoy es completamente distinta: la sede universitaria cuenta con “guardias de seguridad” especialmente destinada, y en cada esquina del área existe un teléfono que, con un botón de alerta (o de pánico), avisa a los funcionarios.

En septiembre de 1977 comenzaron las clases, compartiendo el curso con chilenos como Félix Bacigalupo, Cristián Larroulet, Jorge Selume, Alfonso Mujica y Sebastián Edwards. Uno de los profesores del edil capitalino, Larry Lgstaad, afirmó en una entrevista para el reportaje anteriormente enunciado: “No recuerdo por qué Lavín no terminó el doctorado. Pero era un alumno brillante y excelente. Tomó 20 cursos en dos años, cuando el requisito para él era tomar sólo seis. Incluso dos de esos cursos los hizo en verano (...) Se notaba que Joaquín quería aprovechar el tiempo y que vino a aprender.” También se destacó en el curso Evaluación de Proyectos, impartido por el catedrático Arnold Harberger quien, en el mismo reportaje, afirmó “cuando veo lo bien que le fue después con sus proyectos como alcalde de Las Condes, me pongo orgulloso. Quizá eso significa que aprendió muy bien todo lo que se hacía en el curso que yo daba”.

 

 

Revista Latina de Comunicación Social

La Laguna (Tenerife) – julio-diciembre de 2003 - año 6º - número 56

D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 – 5820

http://www.ull.es/publicaciones/latina/20035629mallen.htm




[1][1] Citado por Prof. Raymond Colle, en “Análisis de Contenido”., en http://www.puc.cl/curso_dist/conocer/analcon/ideol.html

[2][2] Thuillier, Pierre. Citado en “Metodología de la Producción e Investigación”, de Carles Tomas. http://www.iua.upf.es/-ctomas/master_t1.htm

[3][3] Tomas, Carles; “Metodología de la Producción e Investigación”. http://www.iua.upf.es/-ctomas/master_t1.htm.

 

[4][4] Curso a  Distancia impartido por la Pontificia Universidad Católica: http://puc.cl/curso_dist/conocer/analcon/introd.html.

[5][5] Moraga, Miguel de. Citado en Curso a Distancia de la Pontificia Universidad Católica: http://puc.cl/curso_dist/conocer/analcon/introd.html.

 

[6][6] Teun a. van Dijk: “La Noticia como Discurso. Comprensión, Estructura y Producción de la Información”. Edit. Paidós, Barcelona, 2° Edic., 1996. pág. 48.

[7][7] “Elementos de Semiología”, páginas 15-69 en : Barthes Bremónd, Metz y otros. La Semiología. Traducido al francés por Silvia Delphi. Buenos Aires, Edit. Tiempo Contemporáneo, 1° Edic. 1999.

[8][8] Apuntes de la Cátedra de Comunicación II, Profesor Fulvio Ciaffaroni Jara. Universidad La República, 2001.

[9][9] Entrevista a los padres de Lavín; La Tercera, 20 de febrero 2000.

[10][10] Entrevista a los padres de Lavín; La Tercera, 20 de febrero 2000.

[11][11] María Estela de Lavín; en http://www.tercera.cl/casos/candidatos/lavin.html