Usuario :
 Clave : 
    
 
 
Kikirikí / Número 28
 La escuela como medio ambiente
Mario Salomone 
 Se parte del aula, en ella se dibuja su plano, se fotografía desde todos los lados, se censan todos sus habitantes, observando sus comportamientos. Luego se pasa a examinar con los mismos criterios, el edificio en su complejidad (partes comunes, servicios, laboratorios y zonas verdes) y a analizar su colocación en el contexto urbano. Se miden la luminosidad de los locales, el rumor, las condiciones climáticas e higrométricas, se controlan la higiene y las medidas de seguridad pero se investiga sobre la calidad y la funcionalidad de todos los elementos de la organización escolar. Se susti- tuyen los factores de incomodidad y las servidumbres, se valoran los tiempos del recorrido casa-escuela, se buscan causas eventuales de contaminación y alteración del territorio circunstante, se nos interroga sobre la frecuencia y características de la comunicación entre alumnos y docentes y entre alumno y alumno. Finalmente se individualizan los problemas, se deciden iniciativas de sensibilización y "acciones positivas" (las que "Monitor" define como las expansiones opcionales del proyecto: se puede andar siguiendo caprichos e inventar todo tipo de ellos ...
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337